El Consejo de Estado restablece la libertad de manifestación en Francia

Agencia EFE

París, 13 jun (EFE).- El Consejo de Estado francés levantó hoy la prohibición general de manifestación en la vía pública, al estimar que no se justifica por la situación sanitaria actual, ya que la medida fue incluida en la segunda fase de la desescalada del confinamiento al que obligó la pandemia de coronavirus.

El Consejo de Estado, la máxima autoridad administrativa de Francia, se pronunció al tiempo que miles de personas se manifestaban en diversas ciudades del país contra el racismo y la violencia policial, y señaló que "la prohibición de manifestarse no se justifica en la situación sanitaria actual y cuando es posible respetar los gestos de protección".

En París, la marcha contra la discriminación racial reunió hoy a 15.000 personas, según cifras de la Prefectura de Policía de la capital francesa.

La manifestación debía transcurrir desde la Plaza de la República al Palacio de la Ópera pero la prefectura bloqueó la concentración en el punto de partida, donde se produjeron algunos enfrentamientos leves entre manifestantes y fuerzas del orden.

En el marco del estado de emergencia sanitaria, instaurado para hacer frente a la pandemia, el artículo 3 del decreto del 31 de mayo de 2020 prohíbe las reuniones y actividades que agrupen a más de diez personas en el espacio público.

Esta es la cláusula por la que la prefectura de París decidió únicamente tolerar la concentración en la plaza en lugar de dejar que se produjera una manifestación, como habían anunciado los organizadores.

Diversas asociaciones y sindicatos han pedido suspender la aplicación de esta prohibición, si bien en las últimas dos semanas han tenido lugar varias manifestaciones que han llegado a reunir hasta 20.000 personas en la capital, y este sábado aglutinaron a unas 18.000 personas en todo el país.

El Consejo de Estado veta ahora dicha disposición y recuerda que "el Alto Consejo de Salud Pública no preconiza en sus recomendaciones ninguna restricción a la circulación en el espacio público" mientras que se respeten las medidas de distancia y uso de mascarillas, siempre que no se haya constatado un rebrote epidémico.

La Dirección General de Salud ya confirmó esta semana un mes después del desconfinamiento, que no había indicios de una segunda ola de la COVID-19 en Francia, si bien el virus sigue circulando pero está de momento controlado.

"La libertad de manifestación es una libertad fundamental", indicó el Consejo de Estado, que puso la excepción en manifestaciones donde no se pueda respetar la distancia o donde se corra el riesgo de reunir a más de 5.000 personas, y siempre que la concentración haya sido previamente declarada en la prefectura.

(c) Agencia EFE