Francia pide a ciudadanos salir de Pakistán ante protestas

Associated Press
·1  min de lectura
El ministro de Interior de Pakistán, el jeque Rashid Ahmad, izquierda, y el ministro de Relaciones Religiosas, Noor-ul-Haq Qadri, ofrecen una conferencia de prensa sobre la violencia antifrancesa, en Islamabad, Pakistán, el jueves 15 de abril de 2021. (AP Foto/Anjum Naveed)

LAHORE, Pakistán (AP) — La embajada de Francia en Pakistán aconsejó el jueves a todos los ciudadanos y empresas franceses abandonar temporalmente el país luego que actos de violencia antifrancesa estallaran en la nación islámica por el arresto de un líder radical.

Saad Rizvi fue detenido el lunes por amenazar al gobierno con realizar protestas masivas si no expulsaba al enviado francés Marc Baréty por la publicación de representaciones gráficas del profeta del islam Mahoma.

La portavoz del Ministerio del Exterior de Francia, Agnes Von Der Muhll, dijo que entre 400 y 500 ciudadanos franceses viven en Pakistán y podrán salir del país a través de vuelos comerciales.

De momento el Ministerio del Exterior de Pakistán no se ha pronunciado al respecto, pero Islamabad presentó formalmente una notificación la noche del jueves para proscribir el partido radical paquistaní Terik-e-Labiak, el cual ha realizado marchas contra Francia desde el año pasado.

En años recientes, el grupo de Rizvi se dio a conocer por oponerse a cualquier cambio de parte del gobierno a las leyes severas contra la blasfemia en el país, bajo las cuales toda persona acusada de insultar al islam o figuras religiosas puede ser sentenciada a muerte. Si bien las autoridades no han efectuado aún ninguna ejecución por blasfemia, la simple acusación de blasfemia puede ser causa de disturbios en Pakistán.

Previamente, el ministro del Interior, el jeque Rashid Ahmad, dijo en conferencia de prensa que los ciudadanos franceses que viven en Pakistán se encuentran fuera de peligro y se les ha brindado seguridad. Añadió que la operación en contra de los partidarios de Rizvi fue lanzada el miércoles luego que se negaron a poner fin a una sentada pacífica.