Francia notifica 897 muertos más, y aumenta la presión en los hospitales

Agencia EFE
·2  min de lectura

París, 26 mar (EFE).- Las autoridades francesas notificaron este viernes 897 muertes por coronavirus, con lo que se supera el umbral de los 94.000 desde el comienzo de la epidemia, mientras el número de contagios se mantiene muy elevado y aumenta la presión en los hospitales.

Esos fallecimientos incluyen los 303 que se produjeron en los hospitales en las últimas 24 horas y 594 en residencias, que en este último caso solo se actualizan dos veces a la semana, los martes y los viernes.

En su web sobre la covid, el Gobierno francés precisó que de las 94.275 muertes acumuladas hasta ahora, 68.276 corresponden a los hospitales y 25.999 a las residencias.

Los 41.869 casos constatados en el último día, tras los 45.641 comunicados el jueves, ilustran la fuerte circulación del virus en Francia. Hace una semana, la media diaria estaba netamente por debajo de las 40.000.

La situación es particularmente preocupante en la región de París, donde la tasa de incidencia en siete días ha superado los 600 contagios por cada 100.000 habitantes.

Por lo que respecta a la situación en los hospitales, de nuevo aumentó el número de enfermos de coronavirus hasta 27.242, 206 más que el jueves.

También se incrementó el número de pacientes en las unidades de cuidados intensivos hasta 4.766 (57 adicionales), lo que significa que se está muy cerca del pico de 4.900 al que se llegó en la segunda ola a mediados de noviembre.

En la región de París, donde ya se ha superado ese pico, para poder aumentar el número de plazas en las ucis para casos graves de covid, se están desprogramando el 80 % de las operaciones.

En Francia se ha administrado una primera dosis de las vacunas a 7.198.795 personas, es decir cerca del 11 % de la población.

El ministro de Sanidad, Olivier Véran, destacó en su cuenta de Twitter que con las 400.000 inyecciones de hoy, se han superado en total los 10 millones de dosis administradas.

A partir de este sábado, se amplía el territorio en el que se aplican las restricciones más estrictas en Francia a 19 departamentos, tres más que hasta ahora.

Eso significa que un 35 % de la población francesa no puede desplazarse fuera de un radio de 10 kilómetros en torno a su domicilio, salvo que tenga una justificación válida.

El Gobierno anunció que más de 90.000 policías y gendarmes van a vigilar que se cumple esa y las otras reglas, con controles en lugares estratégicos como estaciones, aeropuertos y en los peajes de las autopistas.

En esos mismos 19 departamentos -entre los que están todos los de la región de París- se van a endurecer los criterios para el cierre de las clases: se hará desde que haya un alumno positivo, y no con tres, como ocurría con el protocolo anterior. EFE

ac/amg

(c) Agencia EFE