Francia: Macron "dispuesto a mejorar" el proyecto de reforma de las pensiones

LA NACION

PARÍS.- El presidente francés, Emmanuel Macron, no retirará su proyecto de reforma de las pensiones pero sí "está dispuesto a mejorarlo", informaron hoy fuentes cercanas al jefe de Estado, después de dos semanas de huelga en los transportes y de un fuerte movimiento de protesta que no cede.

"El presidente no abandonará el proyecto, pero está dispuesto a mejorarlo durante las conversaciones previstas con los sindicatos", explicaron estas fuentes, que no quisieron revelar su identidad. Según la información, podría haber "avances" importantes antes de que finalice esta semana.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, recibirá hoy por la tarde a los responsables sindicales acompañado del nuevo encargado del gobierno para esta reforma de las pensiones, Laurent Pietraszewski, un abogado de 53 años con experiencia en el tema, que reemplaza a Jean-Paul Delevoye, quien dimitió el lunes en plena crisis social por un presunto conflicto de intereses.

A partir de las 14:00 horas locales se sentarán a la mesa primero los autónomos de la UNSA y luego los "duros" de la CGT, que ayer también reivindicaron algunos sabotajes a las centrales eléctricas que causaron apagones, y luego la CFTC y la CFDT.

El objetivo de estas reuniones, que también se celebrarán mañana, es intentar encontrar una salida a esta huelga que debilita al gobierno, bloquea muchas actividades en el país y hastía a la población.

¿Tregua navideña?

Según estas fuentes, Macron desea además "obtener una pausa" en la movilización social "durante las fiestas" de fin de año.

Los sindicatos, sin embargo, reiteraron esta semana que no tienen intenciones de hacer una "tregua" navideña si el gobierno no da su brazo a torcer y retira su proyecto de reforma.

Según la información obtenida, Macron podría estar dispuesto a negociar sobre la edad de jubilación, que la reforma sitúa en 64 años frente a los 62 actuales.

La iniciativa también pretende unificar los 42 regímenes de pensiones distintos en uno solo, lo que eliminaría cláusulas especiales que permiten a algunos trabajadores retirarse antes de los 60 años. Los sindicatos temen que los cambios hagan a los franceses trabajar más tiempo por pensiones más bajas.

Agencias AFP, ANSA y AP