Francia y Kazajistán consolidan su relación con la mirada puesta en Ucrania

·2  min de lectura

París, 17 jun (EFE).- Kazajistán prevé incrementar su relación comercial e institucional con Francia, mientras mantiene el equilibrio con Rusia y Ucrania, dos países con los que tiene fuertes vínculos económicos y personales, dijo este viernes su viceministro de Exteriores, Roman Vassilenko.

Rusia es uno de los principales socios estratégicos de Kazajistán desde 1994, explicó Vassilenko, durante una conferencia en el Instituto Francés de Relaciones Internacionales en París (IFRI).

Indicó que Kazajistán tiene la voluntad de continuar sus buenas relaciones con Rusia, país con el que comparte una frontera de casi 7.600 kilómetros, "haciendo lo posible para evitar conflictos" y desde una posición de "neutralidad" e "imparcialidad".

"El papel pacificador es parte del ADN kazajo. Siempre hemos pensado que no hay alternativa a la solución pacífica de los conflictos internacionales", subrayó.

No obstante, puntualizó que Kazajistán defiende la integridad territorial de Ucrania, conforme a los principios de la ONU.

El viceministro estuvo acompañado del director del IFRI, Thierry de Montbrial, a quien agradeció su contribución personal a las relaciones entre Kazajistán y Francia, un país del que Vassilenko destacó su "saber hacer" y el lema de libertad, igualdad y fraternidad que "nos inspira a nosotros" y al resto del mundo.

El "número dos" de la diplomacia kazaja elogió la apuesta francesa por la energía nuclear, algo que puede fomentar la cooperación entre ambos países. "Francia es el país que más apuesta por la energía nuclear, y Kazajistán es el primer productor y exportador de uranio del mundo", recordó.

Por otra parte, avanzó que Kazajistán podría convertirse en los próximos años en el principal productor de hidrógeno verde del mundo para alimentar las tecnologías del futuro, y que Francia es uno de sus principales aliados en este sector.

"Seremos necesarios para los nuevos medios de transporte y de vida", afirmó. Manifestó, además, su voluntad de trabajar junto a Francia en proyectos para conseguir un mundo "más pacífico, más limpio y ecológico" y continuar abordando el desarrollo digital.

"Somos dos países con muchos puntos en común, con mucho que compartir y con muchos proyectos en los que unir nuestras fuerzas", indicó, antes de añadir que "juntos podemos ponernos a la vanguardia" de las nuevas fuentes de energía del mundo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.