Francia y España azotadas por los incendios; Reino Unido bate récord de temperatura

·6  min de lectura
© SDIS 33 vía AP

Europa sigue golpeada por una ola de calor sofocante que ha avivado una serie de voraces incendios forestales desde hace una semana. En Gironde, en el sudoeste de Francia, 19.000 hectáreas de bosques están reducidas a cenizas y se cuentan más de 37.000 evacuados. En España, la provincia de Zamora sigue siendo la más castigada por las llamas, que ya dejan en todo el país casi 70.000 hectáreas arrasadas. Mientras, Reino Unido registró un récord histórico de temperatura de 40,2 °C.

Gran parte de Europa occidental sigue castigada por una feroz ola de calor que ahora se dirige hacia el norte y que ha generado, junto con los constantes cambios de viento, una sucesión de incendios forestales que han quemado miles de hectáreas y obligado a evacuar a decenas de miles de personas, sobre todo en España y Francia.

Mientras, en Reino Unido experimentan por primera vez en su historia su día más caluroso con una temperatura que alcanzó en su máximo punto los 40,2 °C. La Oficina de Meteorología británica (Met, en inglés) dijo que el registro provisional, que aún necesita ser confirmado, se generó a las 12:50 pm (hora local) en el aeropuerto de Heathrow de Londres, superando el récord anterior de 38,7°C en 2019.

Representantes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) analizan en Ginebra las causas que han provocado la actual situación con temperaturas récord y sus consecuencias en la salud. Balance de lo que ocurre en estos tres países ante la sofocante ola de calor:

Más de 19.000 hectáreas de bosque calcinadas en Gironde

Desde hace una semana los incendios en el departamento de Gironde, en el sudoeste de Francia, no han podido ser extinguidos. Desde entonces, han quedado reducidos a cenizas cerca de 19.370 hectáreas de bosque, uno de los peores balances en el país desde hace 30 años.

Durante estos días de sofocante calor, más de 37.000 personas han sido evacuadas. La Prefectura (delegación del Gobierno) de Gironde, ubicada en su capital, Burdeos, que fue cubierta por una nube de humo temprano el martes por los cambios de dirección del viento, indicó que la noche (del lunes) fue "muy difícil" y que una residencia de ancianos fue evacuada en Pilat, junto a La Teste de Buch, donde ya son 6.500 las hectáreas quemadas.

El otro foco es Landiras, donde no se tuvo que proceder a nuevas evacuaciones durante la noche del lunes, pero las llamas han seguido su progreso. El balance hasta este martes 19 de julio en la mañana es de 12.800 hectáreas quemadas, según la Prefectura. Por este incendio, un hombre está detenido desde el lunes como presunto responsable de haber sido el que originó el fuego.

"La idea que se me viene a la cabeza es que es un monstruo", dijo Jean-Luc Gleyze, presidente del departamento de Gironde. "Es un monstruo como un pulpo y está creciendo y creciendo en el frente, en la espalda, en ambos lados. Por la temperatura, por el viento, por la falta de agua en el aire... es un monstruo y es muy difícil luchar contra él".

Un tercer incendio se añadió a la popular región turística de Gironde. Se trata de Vensac, al norte de Burdeos, provocando la evacuación de 500 personas en las últimas horas y 70 hectáreas destruidas por el momento.

Más de 2.000 bomberos trabajan en todo el departamento, apoyados por medios aéreos, para tratar de controlar las llamas avivadas por las extremas temperaturas de los últimos días y por los constantes cambios de viento.

Más al norte, en la región de Bretaña, el calor extremo se ancló el lunes y dio lugar a récords históricos de temperatura con 39,2 °C en el puerto de Brest, 40,5 °C en su capital, Rennes. 1.300 hectáreas han sido destruidas y 470 personas han sido evacuadas.

La ola de calor este martes se desplaza del oeste al este y al norte de Francia donde se esperan las temperaturas más altas: hasta 41 °C en París, 39 en Lille o Metz y 38 en Estrasburgo o Lyon.

El servicio meteorológico de Francia, Météo France, retiró este martes la alerta roja de 15 departamentos de la fachada atlántica, pero 73 siguen en alerta naranja.

España le dice adiós, por unos días, a la fuerte ola de calor

España, al igual que Francia, lleva una semana luchando contra los voraces incendios forestales, los más graves de los últimos años, avivados también por el viento y las altas temperaturas que han dejado casi 70.000 hectáreas calcinadas y más de 8.000 desalojados por la ola de incendios.

Según reporta el diario ‘El País’ de España, la mitad son daños provocados por el fuego en la provincia de Zamora que sigue siendo una de las provincias más castigadas, según el último balance de la mañana del martes.

“En Zamora están dos de los seis incendios más graves de la jornada, los tipificados con nivel 2, el segundo más grave de la escala. Son el de Almaraz de Duero y Villaseco del Pan y el de Losacio. Los operarios también vigilan con especial preocupación los de Ponferrada- Montes de Valdueza (León); Folgoso du Courel y A Pobra de Brollón (Lugo): Carballeda de Valdeorras (Ourense) y Madín y Verín, también en Ourense”, describe el diario.

Esta segunda ola de calor del verano termina este martes luego de 10 días con temperaturas entre 39 °C y 45 °C en casi toda la Península que han dejado 510 muertes que se pueden atribuir, según el Instituto de Salud Carlos III a las altísimas temperaturas.

De las 510 personas que habrían fallecido por la ola de calor, se estima que 321 son mayores de 85 años, 121 tienen entre 75 y 84, y otros 44 habrían muerto con entre 65 y 74 años.

Se espera que el asfixiante calor vuelva a buena parte del país en los próximos días. El descenso estará motivado, explica la agencia EFE, “entre otras cosas porque la DANA, que se ha mantenido frente a las costas atlánticas portuguesas los últimos días, comienza a moverse con más eficacia hacia el noreste para situarse a últimas horas de este lunes frente a la costa gallega, acercando a la península el aire Atlántico más fresco”.

Reino Unido registró, por primera vez, una temperatura récord de 40,2 °C

Reino Unido registró este martes su día más caluroso en toda su historia, con una temperatura récord de 40,2 grados Celsius, según cifras provisionales de la Oficina de Meteorología del país. El registro se dio en el aeropuerto de Heathrow de Londres, superando el récord anterior de 38,7°C en 2019.

"Por primera vez en la historia, 40 grados centígrados se han superado provisionalmente en el Reino Unido", dijo la Met. "Las temperaturas siguen subiendo en muchos lugares, así que recuerde mantenerse al tanto del clima", recomendaron.

Gran parte de Inglaterra está este martes en alerta roja por la ola de calor, mientras que el resto del territorio del Reino Unido permanece en ámbar, una escala menos que la roja.

La advertencia de la Met señala que algunas partes del país podrían experimentar máximos récord de hasta 42 °C y que podría haber algo de alivio el miércoles.

Las autoridades insisten a la población que mantenga un alto nivel de hidratación y no se exponga al sol en la mitad del día.

El lunes, el aeropuerto británico de Luton, al norte de Londres, se vio obligado a suspender temporalmente los vuelos debido a daños sobre una parte de la pista a causa de las altas temperaturas.

Con EFE, Reuters y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.