Francia enfrenta un riesgo "elevado" de tensión en el suministro eléctrico en enero

Francia enfrenta un riesgo "elevado" de tensión en su red eléctrica en enero a causa del retraso en la puesta en marcha de los reactores nucleares del gigante EDF parados, indicó el operador del transporte de electricidad RTE.

Las posibilidades de que RTE llame a los franceses a reducir su consumo eléctrico en enero, en pleno invierno boreal, y evitar así cortes de suministro aumentaron, ya que el mantenimiento de dichos reactores se retrasó por una huelga.

El riesgo de recurrir al dispositivo Ecowatt es "elevado para el mes de enero, pero dependerá mucho de las condiciones meteorológicas y de la posible aparición de una ola de frío, incluso moderada", advirtió RTE en sus últimas perspectivas.

A principios de 2023, sólo se dispondrá de unos 40 gigavatios (GW) de energía nuclear, frente a los 45 GW previstos por RTE el 14 de septiembre. Esto corresponde a cerca del 65% de la capacidad nuclear instalada.

EDF, por su parte, preveía la semana pasada en su calendario oficial una disponibilidad de 48 GW el 1 de enero.

Francia se prepara para vivir un invierno tenso a nivel energético por la guerra en Ucrania, que redujo el suministro de gas ruso en Europa, y los problemas de corrosión que obligaron a cerrar casi la mitad de sus reactores para controles.

En 2021, la energía nuclear garantizó un 69% de la producción eléctrica en Francia; las renovables (hidráulica, eólica, solar y bioenergía), un 24%; y los combustibles fósiles, un 7%.

nal-tjc/es