Macron pide prudencia un día antes de un nuevo levantamiento de restricciones

·3  min de lectura

París, 8 jun (EFE).- Las restricciones contra el coronavirus pasan este miércoles a una nueva fase en Francia, que recuperará una mayor normalidad con la reapertura de salas deportivas, interior de restaurantes y una reducción del toque de queda, lo que llevó al presidente, Emmanuel Macron, a hacer un llamamiento a la prudencia.

"Estamos todos felices de volver a ir mañana a los restaurantes, de que el toque de queda pase a las once de la noche, de recuperar los pequeños placeres de la vida. Pero si perdemos la vigilancia, corremos el riesgo de dar marcha atrás, dijo en un desplazamiento al departamento de Drôme.

El jefe del Estado insistió en que esta reapertura exige que se realice en "buenas condiciones".

"Los protocolos son claros y conocidos", defendió Macron, que calificó de "auténtico éxito" la reapertura hace tres semanas de las terrazas de bares y restaurantes, que estuvo también acompañada de una reducción del toque de queda (de las siete a las nueve de la noche) y la apertura de museos, cines y teatros.

El líder francés aseguró que la recuperación de la actividad será "extremadamente fuerte", en la misma línea de las declaraciones que hizo el pasado domingo el ministro de Economía y Finanzas, Bruno Le Maire, que apuntó un fuerte relanzamiento de la actividad en Francia y del consumo.

El prolongado cierre de bares y restaurantes, que fue total entre finales de octubre y el 19 de mayo con la única excepción de servicios para llevar, ha dejado un importante hueco en el sector donde, según Macron, hay ahora 110.000 ofertas de empleo. "El sector de la restauración contrata", señaló el presidente.

OPTIMISMO GENERALIZADO

Macron justificó su llamamiento a la prudencia al recordar la experiencia del verano anterior, cuando la epidemia se redujo drásticamente para dar paso a un fortísimo repunte de los contagios en septiembre.

Esto condujo a un segundo confinamiento entre finales de octubre y principios de diciembre y, más adelante, un tercero entre finales de marzo y principios de mayo.

Después, el 30 de junio, se suprimirá el toque de queda, la limitación de aforos a nivel nacional y solo habrá limitaciones sobre lo eventos con más de 1.000 personas, con un tope de 2.500 para los eventos deportivos.

El país mira con optimismo las cifras diarias del coronavirus, mejores de lo que preveía el equipo científico que asesora al Gobierno.

Este lunes se registró una nueva bajada en el número de hospitalizados y de pacientes graves por covid-19, con un descenso neto de 202 personas ingresadas en las últimas 24 horas y de 55 en las unidades de cuidados intensivos.

Hay en total 14.323 pacientes ingresados, 2.472 de ellos en ucis.

Además, se registraron 1.164 contagios y 64 muertes en hospitales, con 28,2 millones de personas vacunadas con al menos una de las dos dosis y 12,2 millones con dos.

En este contexto, el presidente del Consejo Científico, Jean-François Delfraissy, indicó este martes que es probable que el país empiece a retirar la obligación de llevar mascarilla en exterior en julio.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.