En Francia, "lo más duro de la epidemia quedó atrás", según un ministro

El ministro Olivier Veran comparece tras una reunión semanal del Gobierno francés, el 20 de mayo de 2020 en el palacio del Elíseo, en París (Pool/AFP/Archivos | Ian Langsdon)

En Francia, "lo más duro de la epidemia quedó atrás", declaró el lunes el ministro de Sanidad, Olivier Véran, subrayando, sin embargo, que la lucha contra el coronavirus no terminó.

"El virus no ha terminado de circular en el territorio", explicó Véran a la cadena LCI. Por ello, Francia sigue aplicando medidas de prevención y otras restricciones, añadió.

"Continuamos con los tests y el rastreo de contactos", es decir, la búsqueda de personas que estuvieron en contacto con un enfermo de la covid-19. Además, hay que "evitar las reuniones de muchas personas en un lugar cerrado", dijo Véran.

En Francia, las reuniones de más de 10 personas en la vía pública y de más de 5.000 para los grandes eventos siguen prohibidas.

En total, 29.407 personas murieron de coronavirus en el país. En las últimas 24 horas, fallecieron nueve en el hospital, la cifra más baja desde mediados de marzo.

En vista de la clara mejoría de la situación y un mes después del inicio del desconfinamiento, el presidente Emmanuel Macron anunció el domingo que todos los restaurantes y escuelas reabrirán a partir del lunes.

Véran dijo que en caso de repunte de la epidemia, el gobierno "será capaz de retomar las medidas de protección".