Francia no descarta retrasar la desescalada si no siguen bajando los casos

Agencia EFE

París, 28 abr (EFE).- El primer ministro francés, Édouard Philippe, aseguró este martes que no descartan comenzar la desescalada del confinamiento mas tarde del 11 de mayo, como está previsto, si no se mantiene el descenso en el número de contagios de coronavirus.

En la presentación de este proceso en la Asamblea Nacional, Philippe indicó que en los últimos días han detectado tendencias "menos favorables" y señaló que "si los indicadores no están a punto, no habrá desconfinamiento el 11 de mayo", al tiempo que adelantó que la primera fase de la desescalada se prolongará hasta el 2 de junio.

"Estas incertidumbres deben incitar a todos los franceses a la mayor disciplina de aquí al 11 de mayo", señaló Philippe, que consideró "esencial" para la economía volver a la actividad.

El primer ministro explicó que la estrategia de desescalada será "progresiva" y diferenciada por departamentos, que serán divididos en "rojos" y "verdes" en función de la incidencia de la pandemia en cada uno de ellos.

Para ello, el 7 de mayo se evaluarán tres criterios para decidir si la desescalada se practica de forma amplia -en los departamentos "verdes"- o restringida -en los "rojos"-, si la circulación del virus sigue activa, si la capacidad de las unidades de cuidados intensivos está bajo presión y si el sistema local de test de detección está listo.

Según el Gobierno francés, la base del proceso será "proteger, testar y aislar", para lo cual recomendó el uso generalizado de mascarillas -aunque solo serán obligatorias en transporte público-, y anunció 700.000 pruebas virológicas a la semana, que se practicarán a todos aquellos que hayan estado en contacto con los positivos.

El tercer pilar pasará por aislar a los contagiados, en sus domicilios o en hoteles puestos a su disposición por el Estado.

Philippe anunció que la nueva etapa será reevaluada a finales de mayo, cuando se decidirá si se sigue la desescalada o se vuelve hacia atrás.

Francia contabilizó este lunes 437 nuevas muertes por el coronavirus, con lo que el total de fallecidos desde el inicio de la epidemia asciende a 23.293 personas, según las autoridades sanitarias.

(c) Agencia EFE