Francia denuncia "propaganda" turca en su contra

ELAINE GANLEY
·4  min de lectura
Un joven sostiene una fotografía del presidente francés Emmanuel Macron con una huella de zapato en el rostro el domingo 25 de octubre de 2020, durante una protesta contra Francia, en Estambul. (AP Foto/Emrah Gurel)
Un joven sostiene una fotografía del presidente francés Emmanuel Macron con una huella de zapato en el rostro el domingo 25 de octubre de 2020, durante una protesta contra Francia, en Estambul. (AP Foto/Emrah Gurel)

PARÍS (AP) — Las autoridades de Francia denunciaron el domingo la “propaganda” turca contra el país galo que dijeron pretende azuzar el odio a nivel interno y en el extranjero, y pidieron que las exhortaciones para boicotear productos franceses cesen de inmediato, diciendo que tales ataques son obra de una “minoría radical”.

Mientras tanto, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan volvió a insultar a su homólogo francés Emmanuel Macron por condonar caricaturas del profeta Mahoma en una creciente disputa que podría adquirir un cariz de alto riesgo.

Un día después de decir que Macron necesitaba un tratamiento de salud mental, Erdogan manifestó el domingo que el líder francés ha “perdido el rumbo”.

En una medida inusual, Francia anuncio el sábado que convocaría a su embajador a consultas.

A la serie de comunicaciones de ida y vuelta, ánimos que se caldean rápidamente y preocupaciones de las autoridades francesas en torno a las ramificaciones de sus políticas sobre la libertad de expresión, Macron añadió una más, al tuitear el domingo por la noche en inglés y árabe: “No cederemos, jamás". Pero también manifestó: “Respetamos todas las diferencias en un espíritu de paz”.

En otro tuit, el mandatario afirmó en letra negrita: “Somos uno”. En un conteo reciente, la versión árabe tenía 28.000 comentarios, muchos de ellos insultantes. Incluían fotografías de Macron con la huella de un zapato estampada en el rostro.

La cancillería francesa afirmó en un mensaje el domingo por la noche que sus diplomáticos se estaban movilizando para pedirle a países donde se estaban organizando boicots o exhortaciones al odio que no las respaldaran, y que proporcionaran garantías de que los ciudadanos franceses estarán a salvo.

“En numerosos países de Medio Oriente, las exhortaciones a boicotear productos franceses... y de manera más general, las peticiones para manifestarse en contra de Francia, en ocasiones en términos llenos de odio, han sido retransmitidas en las redes sociales", señaló el Ministerio de Relaciones Exteriores francés, y añadió que ese tipo de llamamientos “desnaturalizan” las posiciones de París en torno a la libertad de consciencia y de expresión.

Mientras tanto, Pakistán y un bloque de naciones musulmanas condenaron —sin utilizar insultos— las declaraciones de Macron la semana pasada en las que se negó a condenar la publicación o la presentación de caricaturas de Mahoma.

Francia considera que la sátira religiosa está entre los tipos de discursos amparados por la libertad de expresión, mientras que muchos musulmanes consideran que todo lo que perciban como un ataque a su profeta es una ofensa grave. Un joven de 18 años de origen checheno decapitó cerca de París el 16 de octubre al profesor Samuel Paty, que había mostrado caricaturas de Mahoma en su clase.

Durante un homenaje al maestro el miércoles, Macron dijo que Francia no renunciará a sus libertades.

El líder turco criticó a su homólogo francés el sábado durante un congreso de su partido, cuestionando la salud mental de Macron. La presidencia francesa reaccionó con indignación, pero Erdogan no se retractó.

“La persona ha cargo de Francia ha perdido el rumbo", manifestó el líder turco el domingo. “Habla y habla sobre Erdogan mientras duerme y cuando está despierto. Examínese primero usted mismo y a dónde va. Lo dije ayer... él es un caso, y realmente debe ser examinado".

El canciller francés Jean-Yves Le Drian denunció en un comunicado “propaganda llena de odio y difamación contra Francia que deja ver el deseo de azuzar el odio contra nosotros y entre nosotros", una aparente referencia a la posible reacción entre la población musulmana de Francia, la más grande en Europa occidental.

El primer ministro paquistaní Imran Khan tuiteó el sábado que Macron eligió “alentar la islamofobia al atacar al islam en lugar de a los terroristas" y “a provocar deliberadamente a los musulmanes, incluyendo a sus propios ciudadanos”.

La Organización para la Cooperación Islámica, con sede en Arabia Saudí, condenó el viernes “la práctica en curso de publicar caricaturas satíricas del profeta Mahoma” y “continuará censurando la justificación para la blasfemia contra cualquier religión en nombre de la libertad de expresión”.

A diferencia de Turquía, esa organización sí había condenado previamente el asesinato de Paty.

____

Andrew Wilks en Ankara y Aya Batrawy en Dubái contribuyeron.