Francia: condenaron al laboratorio que causó centenares de muertos con un fármaco “antihambre”

·3  min de lectura
Fue comercializado durante 33 años. En el juicio se determinó que habría llegado a causar la muerte de cinco millones de personas
Agencia AFP

PARÍS.- La empresa farmacéutica francesa Servier, la segunda más importante del país, fue condenada hoy, al término de uno de los juicios más importantes de los últimos años, por “homicidio múltiple” y “fraude agravado” en el escándalo de su medicamento contra el hambre Mediator, acusado de ser el responsable de la muerte de entre 1500 y 2100 personas.

Una sentencia que, sin apelaciones, pone punto y final a una batalla que duró más de diez años y que también inspiró un libro y una exitosa película, “150 miligramos”, dedicada a la historia de Irene Frachon, la valiente doctora que fue la primera en denunciar, desafiando al poder político, las autoridades sanitarias y las empresas farmacéuticas.

Canal de Suez: el buque fue totalmente desencallado y se reanuda el tráfico

Ahora los laboratorios Servier tendrán que pagar 180 millones de euros a las víctimas, además de una multa de 2,7 millones. Introducido en el mercado en 1976, el Mediator se recetó primero como un remedio para el exceso de grasa en la sangre y luego como un tratamiento complementario en los diabéticos con sobrepeso.

La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento (ANSM, antes Afssaps) también fue condenada. “Durante todo el juicio, la ANSM participó en procesos judiciales con el fin de ayudar a sacar a la luz la verdad y asumir su responsabilidad como establecimiento público, al no solicitar la absolución”, declaró el organismo en un comunicado emitido hoy y anunció que no apelará la sentencia.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La aplicación más difundida que se conoció fue la de un fármaco contra el hambre para dietas de adelgazamiento. Utilizado por cinco millones de personas en 33 años de comercialización, provocó lesiones graves en las válvulas cardíacas e hipertensión de las arterias pulmonares, una enfermedad rara y mortal, que según la pericia judicial podría ser responsable de 2100 muertes en el largo período.

Las primeras alarmas se dieron en 1998 y no fueron escuchadas. Solo gracias al compromiso personal de Irene Frachon -la neumóloga y madre de cuatro hijos que puso en juego su vida personal y su carrera, siguiendo con la investigación y denunciando a pesar de intimidaciones y amenazas- el caso estalló y el medicamento fue finalmente retirado en noviembre de 2009.

“A pesar del conocimiento que tenían sobre los riesgos incurridos durante muchos años”, los laboratorios Servier “nunca introdujeron las medidas necesarias y así engañaron a los consumidores”, declaró la presidenta del tribunal, Sylvie Daunis, insistiendo en la “extrema gravedad” de la estafa, “de un alcance inédito y considerable”, y de la que” fueron víctimas miles de pacientes”.

Coronavirus: Bill Gates pronosticó cuándo terminará la pandemia

Uno de los abogados de la empresa, Francois de Castro, dijo que quería analizar “la larguísima sentencia, unas 3500 páginas”, antes de optar o no por una posible apelación. Jean-Philippe Seta, exnúmero dos del grupo y ex mano derecha del poderoso Jacques Servier, el dueño de la empresa fallecido en 2014, fue condenado a cuatro años de prisión con libertad condicional y una multa de 90.600 euros.

Él también tendrá que indemnizar a las víctimas. En tanto que la ANSM, fue condenada a pagar una multa de 303.000 euros porque, según los jueces, “falló gravemente en su misión de policía sanitaria”.

Agencia ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.