Francia busca regular las actividades económicas de los ‘influencers’

AFP/Eric Feferberg

El gobierno francés quiere poner orden en el mundo de las redes sociales y quienes hacen negocios, a veces dudosos, en ellas. Con este fin, lanza una consulta pública para evitar las estafas o publicidades encubiertas.

¿Es necesario un código de buena conducta para los ‘influencers’? El gobierno francés estima que sí para evitar que estos nuevos gurús que prosperan en internet engañen a sus seguidores sobre los productos que promocionan. Por ello, anunció el domingo la apertura de una consulta pública hasta finales de enero.

El origen de esta iniciativa son las polémicas y escándalos recurrentes, que a veces terminan en los tribunales y con multas, porque los influencers “olvidan” declarar las relaciones que los unen con ciertas marcas y patrocinadores.

Uno de los ejemplos más claros es el de un personaje salido de la telerrealidad, influencer Nabilla Benattia-Vergara, que fue multada con 20.000 euros por promocionar servicios bursátiles en Snapchat en 2018 sin mencionar que le pagaban por ello.

El Ministerio de Economía había anunciado el principio de esta consulta pública el 9 de diciembre, tras una mesa redonda con representantes de este sector en auge, que aboga por su parte por la autorregulación.

"Millones de ustedes consultan sus opiniones y recomendaciones en el ámbito de la moda, el deporte, la belleza y los viajes. Por eso desempeñan un papel en nuestra vida cotidiana. Esto les confiere una responsabilidad especial", dijo el Ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, refiriéndose a los 150.000 influencers que hay en Francia.

"Son estas faltas, a veces estas trampas, lo que queremos corregir con la regulación de este sector", prosiguió, refiriéndose a su deseo de poner en marcha un "código de buena conducta".


Leer más sobre RFI Español