Francia busca lazos extremistas en ataque a mujer policía

Associated Press
·2  min de lectura
Varios policías colocan barreras para bloquear el acceso a la comisaría de Rambouillet, al suroeste de París, el viernes 23 de abril de 2021. Una mujer policía fue asesinada a puñaladas dentro de la comisaría y su atacante fue abatido fatalmente a tiros por agentes en el lugar. Las autoridades interrogaron el sábado a tres personas detenidas, en busca de un motivo y para descubrir cualquier posible conexión con terrorismo. (AP Foto/Michel Euler)

RAMBOUILET, Francia (AP) — Las autoridades en Francia interrogaron el sábado a tres personas detenidas en busca de un motivo y cualquier posible conexión con el terrorismo, luego de que una mujer policía fue asesinada a cuchilladas en una comisaría en las afueras de París.

El ataque del viernes contra una empleada administrativa desarmada frente a la estación en Rambouillet sacudió el gobierno francés y le ha hecho examinar más detenidamente qué pasos nuevos puede dar para prevenir ataques.

La empleada había salido del inmueble para extender su tiempo en un parquímetro.

BFM-TV reportó que el sábado hubo una reunión secreta de crisis encabezada por el primer ministro Jean Castex y en la que participaron los ministros de Defensa y Justicia, así como funcionarios de la policía y agencias de inteligencia.

En tanto, el presidente Emmanuel Macron visitó a los familiares de la víctima, una mujer de 49 años identificada solamente como Stephanie. Ella vivía en Thoiry, unos 30 kilómetros (19 millas) al norte de Rambouillet, donde trabajaba. La oficina del presidente dijo que éste quería “mostrar su apoyo y solidaridad con la familia”.

Un constante flujo de personas llevó flores a policías en Rambouillet el sábado, pero la estación seguía cerrada.

Tras el ataque del viernes, los demás policías mataron “muy rápidamente” al atacante de origen tunecino, que vivía en la ciudad, dijo el sábado el ministro del Interior Gerald Darmanin. El atacante ingresó a Francia ilegalmente y recibió documentos de residencia en 2020, dijo un funcionario judicial.

El atacante había estado vigilando la estación, dijo el fiscal antiterrorismo Jean-France Ricard. Los preparativos, junto con declaraciones durante el ataque y el hecho de que la víctima era una policía, hicieron que la oficina del fiscal nacional antiterrorismo se encargara de la investigación.

El atacante de 37 años, identificado como Djamel G., no tenía historial delictivo ni antecedentes de radicalización, dijo la prensa francesa, pero varios testigos lo escucharon gritar: “¡Dios es grande!” durante el ataque, dijo un funcionario judicial que hablo a condición de preservar el anonimato.

Los pocos mensajes en cuentas de Facebook e Instagram que se cree que pertenecían al atacante muestran un hombre de tendencias vacilantes a lo largo de los años, pero sin lazos claros con una ideología extremista, dijo el grupo SITE Intelligence Group, que descubrió las cuentas.