Francia y Alemania presionan a Italia para recibir migrantes

EUR-INM UE-MIGRACIÓN (AP)
EUR-INM UE-MIGRACIÓN (AP)

Francia y Alemania pidieron al nuevo gobierno de ultraderecha de Italia que permita la llegada a puerto de las casi 1.000 personas rescatadas por grupos humanitarias en el Mediterráneo central, algunas de los cuales llevan más de dos semanas varadas en el mar.

Las ONG que atienden a los migrantes rescatados en tres barcos en el mar están haciendo sonar las alarmas por el deterioro de las condiciones, como que la gente tenga que dormir en el piso a pesar del frío y contagios de fiebre.

El nuevo ministro italiano de Interior, Matteo Piantedosi, ha redactado nuevas medidas alegando que las organizaciones no gubernamentales incumplieron el procedimiento al no coordinar los rescates de forma adecuada, un paso que sienta las bases para que el país les cierre sus puertos.

Piantedosi pidió además la intervención de los países bajo cuya bandera navegan las embarcaciones de rescate.

La posición de Italia, que mantiene silencio ante los reiterados pedidos de puerto seguro, ha varado de facto las tres embarcaciones humanitarias en el mar. La situación recuerda a las políticas contra las ONG del país bajo el mando del exministro del Interior Matteo Salvini, quien ahora funge como responsable de Infraestructura.

Por otra parte, el país sí permite el desembarco de la gente rescatada por las patrullas italianas, como las 456 personas que llegaron el jueves a Calabria.

El ministro francés del Interior, Gerald Darmanin, dijo el viernes que el derecho internacional contempla que Italia, como puerto más próximo, “debe dejar entrar al barco". El funcionario se refirió al Ocean Viking, de bandera noruega, con 234 personas a bordo y operado por el grupo SOS Mediterranee, que tiene una de sus sedes en Francia.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Alemania, dijo el jueves que pidió a Roma que intervenga rápidamente para ayudar a las 179 personas que están en el Humanitarian 1, de bandera alemana. La embarcación está al este de Sicilia y lleva a 100 menores no acompañados, además de a un bebé de 7 meses, según SOS Humanity, la asociación que lo gestiona.

El tercer barco es el Geo Barents, gestionado por Médicos Sin Fronteras y también de bandera noruega, que cuenta con 572 personas a bordo, incluyendo 60 menores no acompañados, así como familias con niños y ancianos.