Francia y Alemania apoyarán sanciones a Rusia por caso Navalny: diplomático

John Irish y Robin Emmott
·2  min de lectura
Imagen de archivo. El presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión en la residencial de Novo-Ogaryovo, en las afueras de Moscú

Por John Irish y Robin Emmott

PARÍS, 11 feb (Reuters) - Es probable que la Unión Europea imponga prohibiciones de viaje y congelación de activos a aliados del presidente ruso Vladimir Putin, posiblemente este mismo mes, después de que Francia y Alemania indicaron su voluntad de seguir adelante, dijeron tres diplomáticos.

Las sanciones, en respuesta al encarcelamiento del principal crítico interno de Putin, Alexei Navalny, podrían ser las primeras en imponerse bajo un nuevo marco promulgado en diciembre, que permite a la UE tomar medidas contra los violadores de derechos humanos en todo el mundo.

Sin embargo, es probable que Berlín y París aún retengan el apoyo a medidas más estrictas buscadas por algunos aliados europeos, como la detención del enorme gasoducto Nord Stream II que va de Rusia a Alemania.

La presión para imponer sanciones ha aumentado desde que Moscú enfureció a los países europeos la semana pasada al expulsar a diplomáticos alemanes, polacos y suecos sin decirle al jefe de política exterior de la UE, que estaba de visita en Moscú. París y Berlín ahora dicen que debe haber una respuesta.

Polonia, los países bálticos, la República Checa y Rumanía ya habían estado presionando para que se impongan sanciones, y el acuerdo de los dos países más poderosos de la UE significa que es poco probable que otros estados lo bloqueen.

La decisión podría tomarse cuando los ministros de Relaciones Exteriores del bloque celebren su próxima reunión el 22 de febrero.

"No podemos evitar más las sanciones", dijo un diplomático europeo. "Hay un consenso incluso en Alemania para tener sanciones. No podemos responder de otra manera".

Alemania ha expresado de forma pública su apoyo a Navalny, quien fue tratado allí por lo que Berlín dice fue envenenamiento por un agente neurotóxico de la era soviética. No obstante, también tiene estrechos vínculos energéticos con Rusia.

Berlín, con el apoyo de París, dice que las sanciones no deberían apuntar al gasoducto Nord Stream 2, a pesar de las medidas punitivas de Estados Unidos contra el proyecto y una resolución del Parlamento Europeo que pide que se bloquee.

(Reporte de John Irish en París y Robin Emmott en Bruselas; reporte adicional de Andreas Rinke; editado en español por Carlos Serrano)