Fragmentos de un asteroide llegarán este domingo al desierto de Utah. Todo cabrá en una taza de café

Se trata de un proyecto de la NASA que concluirá cuando la sonda OSIRIS-REx, lanzada en 2016, libere durante su aproximación a la Tierra una cápsula que contiene nada menos que 8.8 onzas de roca del asteroide Bennu que obtuvo gracias a un brazo robótico.