El fracaso de una sesión le anticipó a Kicillof el difícil camino que le espera para aprobar el presupuesto

Mauricio Macri y Axel Kicillof
Mauricio Macri y Axel Kicillof

LA PLATA.- El gobernador Axel Kicillof está furioso con la oposición. En particular con el PRO y con su líder, Mauricio Macri. Los intentos de acuerdo que hasta ahora intentó con la Unión Cívica Radical para avanzar con temas sensibles para las arcas de esta provincia, se esfumaron porque el bloque de Juntos no quiso votar dividido una ley de reparación para la Caja de Jubilados del Banco Provincia. Fue una advertencia negativa para una discusión mayor pendiente: el futuro de los proyectos de ley de Impositiva y del Presupuesto, que ni siquiera pudieron tomar estado parlamentario al caerse hoy la sesión en la Cámara de Diputados.

Cada vez más complicado en la Legislatura, el gobierno de Kicillof deberá atender reclamos millonarios de los intendentes para avanzar con la votación del Presupuesto y la Ley Impositiva 2023.

Hoy la oposición dejó un mensaje claro: si los atacan en público, no le habilitará al gobernador el dinero fresco que requiere en un año electoral. La negativa a votar una ley que, según el gobernador, podría evitarle a la provincia un desembolso por 400 mil millones de pesos fue, ante todo, un aviso. Fue, además, una respuesta ante un ultimátum que había lanzado el gobernador el lunes en conferencia de prensa.

“Si Macri quiere jugar al halcón, que lo haga en otro lado, no en la Legislatura de la provincia de Buenos Aires”, dijo el gobernador en el inicio de la semana, poco antes de recibir a Máximo Kirchner. Fue en una conferencia de prensa donde se refirió a la negativa de los legisladores de Juntos a votar reformas a una ley de jubilación del Banco Provincia. Kicillof trabajaba hasta entonces en un acercamiento político con el radicalismo, finalmente frustrado.

La resistencia a aprobar esta ley está centrada en el rol del PRO. “Si no están dispuestos, que levanten la mano y voten en contra: hoy no tenemos ley”, se quejó Kicillof, en un abierto desafío a la oposición, tras responsabilizar a Macri de instruir a sus legisladores para que obstruyeran esa ley.

Sesión de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos el Aires, el 16/11/22
Sesión de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos el Aires, el 16/11/22 - Créditos: @Captura

El proyecto de ley de la Caja de Jubilaciones del Banco Provincia perderá estado parlamentario en febrero, si no es aprobada antes. Entonces se caeránn los dictámenes de las cuatro comisiones que lo avalaron.

Kicillof siguió hoy con el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín, los intentos fallidos por lograr la sesión que respalde su proyecto. Sin mayoría propia en la Legislatura, la negociación que exigen los alcaldes comprende no sólo un Fondo de Infraestructura Municipal sino también un Fondo de Seguridad, la actualización de deudas de IOMA y adelantos del Tesoro. En suma se trata de unos 86 mil millones de pesos.

El gobernador giró los dos paquetes de leyes sin acuerdo previo con la oposición, que tiene la mitad de los votos en el Senado y que ya planteó que no votará a libro cerrado ninguna norma. En el Senado el Frente de Todos y Juntos tienen paridad. Pero en Diputados el panorama está más fragmentado y la oposición ya demostró hoy que tiene poder de obstrucción.

En la Cámara baja el Frente de Todos tiene 42 legisladores; Juntos, 41; Avanza Libertad, 2; el Frente de Izquierda de los Trabajadores, 2; y hay cinco legisladores autónomos. Kicillof necesita dos tercios de los votos para aprobar un nuevo endeudamiento.

Los alcaldes de Trenque Lauquen, La Plata Balcarce y  Tres de Febrero
Los alcaldes de Trenque Lauquen, La Plata Balcarce y Tres de Febrero

Kicillof presentó en la Legislatura un proyecto de presupuesto que prevé gastos por más de $ 6,9 billones, con un déficit primario de $81 mil millones y un déficit financiero de $249 mil millones.

Envió en el mismo paquete la Ley Impositiva para 2023. Los alcaldes quieren que se establezca un tope a la actualización de las categorías más altas del impuesto inmobiliario, que ronda el 40 %, pero que las últimas tres categorías podría llegar hasta el 68%. La oposición quiere negociar el tope que regirá incluso en los tramos más altos de los impuestos.

La oposición mira con atención los números que presentó el gobernador: según un estudio que circula en oficinas opositoras hay varios ítems de gastos que Kicillof pretende incrementar en el próximo presupuesto que son observados con desconfianza. Por ejemplo, la asignación para la Jefatura de Asesores del gobernador, que tiene asignados 1.702 millones de pesos. Esto es una variación del 471 % respecto del último presupuesto.

Las explicaciones que dieron hasta ahora el director General de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, y el ministro de Salud, Nicolás Kreplak, no parecen conformar a los opositores que esperan una nueva visita del ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, luego de la presentación que realizó en el Anexo de la Cámara de Diputados.

Los legisladores opositores ya tuvieron una primera reunión con el jefe de Gabinete, Martín Insaurralde. Ahora esperan que se reformen algunos de los ítems del presupuesto, caso contrario el proyecto más amplio del gobernador para 2023 tampoco tendrá quórum.