Fracaso ‘catastrófico’ de países ricos en equidad para reparto de vacunas, denuncia AI

·3  min de lectura

La oenegé Amnistía Internacional (AI) lamentó que los países ricos y las empresas farmacéuticas fracasaran “catastróficamente” al no garantizar un acceso equitativo a las vacunas contra el covid-19 durante 2021.

Ello provocó que miles de millones de personas se quedaran “sin medicamentos que salvan vidas”, expresó AI este viernes.

Pese a los reiterados llamamientos de organismos como AI y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que se garantizara que 40 por ciento de la población de los países de ingresos bajos y medianos estuviera vacunada antes de que finalizara 2021, las naciones ricas y empresas farmacéuticas hicieron “caso omiso”.

La secretaria general de AI, Agnès Callamard, apuntó que, “a pesar de que el mundo ha producido alrededor de 11,000 millones de dosis vacunales, únicamente el 7 por ciento de la población de los países de ingresos bajos ha recibido una sola dosis”.

También lee: Vacuna cubana Abdala contra el covid-19 es aprobada en México para uso de emergencia

Callamard señaló que, mientras muchas personas de los países más ricos han recibido hasta tres dosis, muchas más en los más pobres no han recibido ninguna. Ello revela una “sombría realidad”, añadió.

Y se preguntó: “¿Por qué se está negando a los países más pobres el acceso a medicamentos que salvan vidas mientras los países ricos guardan montones de vacunas sin usar?”.

Además, puso el foco en que la aparición de la variante ómicron del SARS-CoV-2 “debería servir de aviso” a los países ricos y a las empresas farmacéuticas.

“No vacunar a todas las personas, con independencia del lugar donde vivan, hace que toda la población mundial sea vulnerable a nuevas variantes”, recordó la secretaria general de AI. “La única forma de romper este círculo vicioso es garantizando que todas las personas tengan acceso a las vacunas”.

Te puede interesar: América Latina le apuesta a la vacuna para combatir alza de contagios por ómicron

Agnès Callamard también dijo: “A menos de que se tomen medidas drásticas ya, el covid-19 seguirá causando estragos durante los próximos años”. Y agregó: “Nunca ha estado más claro que nadie está a salvo hasta que esté a salvo todo el mundo”.

Este año, dirigentes de todo el mundo hicieron numerosas promesas acerca de compartir vacunas, pero las han incumplido “una y otra vez”, destacó AI.

En junio, la cumbre del G7 se comprometió a compartir 1,000 millones de dosis antes de finalizar 2021, aunque las informaciones indican que este objetivo no se va a cumplir.

Las empresas farmacéuticas “tampoco han estado a la altura” de las circunstancias, según Amnistía Internacional.

No te pierdas: Nuevo ingrediente en vacunas podría combatir el covid-19, VIH y otras enfermedades: estudio

Lo grave es que Moderna, Pfizer, AstraZeneca y Johnson & Johnson se han negado a apoyar unas medidas que levantarían temporalmente la protección de la propiedad intelectual, denunció AI.

Estas medias también ayudarían a compartir tecnología vacunal con otros fabricantes de todo el mundo para permitir un aumento de la producción global.

“Todas las empresas tienen la responsabilidad de respetar los derechos humanos”, insistió la oenegé. Esta responsabilidad significa que las empresas tienen el deber de “no hacer daño”. N

(Con información de Europa Press)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.