Fracasa la primera misión británica para poner un cohete en órbita

La primera misión para poner en órbita un cohete lanzado desde Reino Unido fracasó, indicaron este martes sus responsables, que detectaron una "anomalía" cuando la nave estaba cerca de su objetivo.

"Parece que tenemos una anomalía que nos ha impedido alcanzar la órbita. Compartiremos más información cuando la tengamos", indicó Virgin Orbit, que organizó la misión.

El Boeing 747 modificado de Virgin Orbit que cargaba con el cohete de 21 metros despegó de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra, a las 22H02 locales y GMT.

El cohete se desacopló de la aeronave y su motor se encendió como estaba previsto a una altura de 35.000 pies (unos 10.700 metros) sobre el océano Atlántico al sur de Irlanda, sobre las 23H15 GMT.

Pero cuando el cohete estaba a punto de entrar en órbita y descargar sus nueve satélites, Virgin Orbit indicó que habían detectado "una anomalía".

La aeronave regresó como estaba programado a las instalaciones de Spaceport Cornwall, un consorcio que incluye a Virgin Orbit y la agencia espacial británica.

Era el primer lanzamiento espacial desde territorio británico. Previamente, el país había producido satélites, pero se habían lanzado desde el extranjero.

har/jwp/dbh/ag