FPL quiere pasar el ahorro fiscal a los clientes, pero las facturas seguirán siendo más altas el próximo año

Walter Michot/Miami Herald file photo

Con una nueva ley federal que proporciona exenciones fiscales para la energía renovable, Florida Power Light (FPL) pidió el viernes a los reguladores estatales que aprueben un plan que pasaría un estimado de $384.1 millones en ahorros a los clientes en los próximos tres años.

El plan, que comenzaría con un reembolso de $25 millones a los clientes en enero, recortaría los aumentos de tarifas que los clientes de FPL tendrán que enfrentar en 2023.

Se deriva de una ley federal, conocida como la Ley de Reducción de la Inflación, que el presidente Joe Biden firmó en agosto. La ley amplió los créditos fiscales a la energía renovable, un cambio que benefició a las empresas de servicios públicos como FPL, que se ha movido fuertemente en la energía solar.

Los clientes de FPL verán las facturas más altas en 2023 debido a un aumento en las tarifas eléctricas básicas y el aumento de los costos del gas natural, que alimenta las plantas de energía.

“Reconocemos que todos los floridanos continúan enfrentando los desafíos de la inflación récord y el aumento de los costos de los bienes y servicios cotidianos”, dijo el presidente y director ejecutivo de FPL, Eric Silagy, en una declaración preparada el viernes. “A medida que continuamos trabajando para operar aún más eficientemente para eliminar los costos de nuestro negocio, los ahorros fiscales federales comenzarán a proporcionar algún alivio a los clientes el próximo año, ya que los altos precios del gas natural siguen presentando una presión creciente en las facturas”.

Debido a la fusión con la antigua Gulf Power, FPL tiene dos conjuntos de tarifas: en 2022, los clientes residenciales de las zonas tradicionalmente atendidas por FPL pagan $120.67 al mes si consumen 1,000 kilovatios hora de electricidad, una referencia común en el sector, mientras que los clientes de las zonas del noroeste de la Florida a las que antes prestaba servicio Gulf Power pagan $155.61.

Sin el ahorro fiscal federal, esas facturas mensuales aumentarían a $130.23 en enero para los clientes de las zonas tradicionales de FPL y a $160.43 en el noroeste de la Florida. Con los ahorros, las facturas pasarían a $126.65 en enero en las zonas tradicionales de FPL y a $156.85 en el noroeste de la Florida.

Las facturas se ajustarían de nuevo en febrero y los clientes de 1,000 kilovatios hora pagarían $129.59 en las zonas tradicionales y $159.81 en el noroeste de la Florida, de acuerdo con la presentación ante la Comisión de Servicios Públicos (PSC) del estado. Es probable que las tarifas cambien aún más en 2023 debido a los costos del gas natural.

Las facturas de los servicios públicos se componen de una combinación de factores; los dos costos más importantes son las tarifas básicas y el combustible. PSC aprobó el año pasado un acuerdo plurianual que incluía aumentos de las tarifas básicas de FPL.

Ese acuerdo también incluyó un requisito de que las tarifas se ajusten si las leyes fiscales federales cambian. La propuesta de FPL del viernes llevaría a cabo ese requisito.

De acuerdo con la propuesta, los clientes de FPL recibirían un reembolso de $25 millones en enero que reflejaría los efectos de la ley federal para el año fiscal 2022. Esos ahorros se proporcionarían en 2023, 2024 y 2025.

Además, FPL estimó que la ley dará lugar a un total de $150 millones de ahorro en 2024 y 2025. Esos ahorros están relacionados con los costos de los proyectos solares incluidos en la liquidación de la tarifa base del año pasado.