Foxconn se disculpa por un error de contratación en una planta china afectada por COVID

FOTO DE ARCHIVO. El logo de Foxconn en una puerta de cristal en su edificio de oficinas en Taipéi, Taiwán

Por Yimou Lee y Brenda Goh

TAIPÉI/SHANGHÁI, 24 nov (Reuters) - El principal proveedor de Apple, Foxconn, dijo el jueves que se había producido un "error técnico" al contratar nuevos empleados en una fábrica de iPhone en China afectada por el COVID-19, por lo que pidió disculpas a los trabajadores después de que la empresa se viera sacudida por nuevos disturbios laborales.

Grupos de hombres rompieron cámaras de vigilancia el miércoles y se enfrentaron al personal de seguridad mientras cientos de trabajadores protestaban en la mayor planta de iPhone del mundo, en la ciudad china de Zhengzhou, en escenas poco frecuentes de disidencia abierta en China provocadas por las reclamaciones de salarios atrasados y la frustración por las severas restricciones del COVID-19.

Los trabajadores dijeron en vídeos que circularon por redes sociales que habían sido informados de que Foxconn pretendía retrasar el pago de incentivos. Algunos trabajadores también se quejaron de que se veían obligados a compartir dormitorios con compañeros que habían dado positivo en las pruebas de COVID-19.

"Nuestro equipo ha estado investigando el asunto y ha descubierto que se produjo un error técnico durante el proceso de incorporación", dijo Foxconn en un comunicado, en referencia a la contratación de nuevos trabajadores.

"Pedimos disculpas por un error de introducción en el sistema informático y garantizamos que el salario real es el mismo que el acordado y el de los carteles oficiales de contratación".

Los últimos disturbios han puesto de manifiesto los problemas de comunicación y la desconfianza hacia la dirección de Foxconn entre una parte de la plantilla, ya que algunos trabajadores acusan a la empresa de no haber actuado con eficacia para frenar la propagación del COVID-19 y de haberles engañado después con los salarios.

La disculpa de Foxconn del jueves supuso un cambio de rumbo respecto al día anterior, cuando dijo que había cumplido sus contratos de pago.

Las protestas más grandes se habían calmado el jueves y la empresa se estaba comunicando con los empleados que participaban en protestas más pequeñas, dijo a Reuters una fuente de Foxconn familiarizada con el asunto.

La persona dijo que la compañía había llegado a "acuerdos iniciales" con los empleados para resolver la disputa y la producción en la planta continuó el jueves.

La compañía taiwanesa dijo que respetaría los deseos de los nuevos contratados que quisieran renunciar y abandonar el campus de la fábrica y que les ofrecería "subsidios de asistencia". Una captura de pantalla de un mensaje a los empleados de Foxconn, a la que tuvo acceso Reuters, mostró que los subsidios ascendían a 10.000 yuanes (1.400 dólares) por trabajador.

Zhengzhou anunció el miércoles que llevaría a cabo pruebas masivas de coronavirus, mientras China informaba de un récord de 31.444 nuevos casos diarios de COVID-19 adquiridos localmente.

(1 dólar estadounidense = 7,1353 yuanes chinos)

(Información de Yimou Lee en Taipéi y Brenda Goh en Shanghái; información adicional de Ross Kerber en Boston, la redacción de Pekín y Yew Lun Tian; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)