7 / 11

"McKayla is not impressed"

McKayla Maroney parecía una de las medallas de oro seguras del equipo de Estados Unidos en la gimnasia de Londres 2012. La adolescente de 16 años reinaba sin discusión en el caballo de salto. La entrenadora Bela Karolyi había calificado a su pupila como la mejor saltadora de todos los tiempos. Quizás exageraba. En su último brinco la muchacha cayó sentada sobre el colchón y su sueño dorado se desvaneció. Pero no fue la desdichada actuación de McKayla el origen de su celebridad en los pasados Juegos Olímpicos, sino su gesto de decepción cuando recibió la medalla de plata. La instantánea de ese momento se convirtió en un fenómeno viral en Internet: “McKayla no está impresionada”. La joven gimnasta terminó por tomarse con buen humor la broma y hasta repitió la famosa pose en otras imágenes y en shows de televisión.

Los 10 momentos Olímpicos

21 de noviembre de 2012

Los Juegos Olímpicos se vivieron intensamente de principio a fin este verano en Londres, sin que ninguno de los augurios sobre problemas en la seguridad del evento o el caos en el tránsito de la urbe inglesa se materializara.  

Londres presenció la consagración de nuevas leyendas del deporte y el retiro de otras. Las Olimpíadas reflejaron también el avance de las mujeres, que estuvieron presentes en todas las delegaciones participantes.

A pesar del abstracto identificador de la magna competencia y sus extrañas mascotas, que presagiaban algunos problemas en la comunicación, atletas y millones de aficionados de todo el mundo renovaron su pasión por la actividad física, un lenguaje que trasciende todas las barreras culturales.