1 / 22

Malia Obama, right, and Sasha Obama look on from the presidential box during the Inaugural parade, Monday, Jan. 21, 2013, in Washington. Thousands marched during the 57th Presidential Inauguration parade after the ceremonial swearing-in of President Barack Obama. (AP Photo/Gerald Herbert)

Malia Obama, right, and Sasha Obama look on from the presidential box during the Inaugural parade, Monday, Jan. 21, 2013, in Washington. Thousands marched during the 57th Presidential Inauguration parade after the ceremonial swearing-in of President Barack Obama. (AP Photo/Gerald Herbert)

Dos adolescentes en la Casa Blanca

En pleno discurso de Barack Obama, en el que abordaba temas como como

la inmigración, el control de las armas y el cambio climático, una de

sus hijas fue sorprendida por las cámaras bostezando. Sasha, de 12 años, bostezó en el momento en que su padre

finalizaba uno de sus conceptos y era aplaudido por las miles de

personas presentes en los alrededores del Capitolio. Fue una de las escenas más curiosas de la inauguración presidencial, y una de las pocas veces en que las niñas Obama han dado de qué hablar. Hasta el momento, Malia y Sasha no han protagonizado ningún desliz o

momento incómodo, lejos de las aventuras nocturnas de las hijas de

George W. Bush (Barbara y Jenna) y de los escándalos del príncipe Harry

de Inglaterra. En su primer mandato, el matrimonio presidencial fue muy cuidadoso a

la hora de decidir qué información dar sobre sus hijas y cuándo hacerlo,

con el objetivo de que llevaran una vida "lo más normal"

posible. Ahora los Obama intentarán que Sasha y Malia pasen su adolescencia en la Casa Blanca con la misma privacidad, pese al aumento del interés popular

por saber cómo son, qué hacen y cómo se visten. En público las "chicas Obama" son discretas y educadas, y últimamente han sido elogiadas por los expertos en moda. Aquí algunos detalles de su vida. (Con información de EFE)