En fotos: la tristeza del perro Sully en el funeral de George Bush

LA NACION

WASHINGTON.- Un presidente de Estados Unidos dijo alguna vez que la mejor forma de tener un amigo en la capital es conseguir un perro. Sully, el perro del mandatario número 41 del país, George H.W. Bush, fue uno de ellos y lo acompañó hasta último momento.

Con un arnés con los colores de la bandera estadounidense, el labrador (famoso ya por tener cuenta propia en redes sociales) estaba en la pista de Houston, Texas, para acompañar el ataúd de su amo a bordo del avión presidencial, Air Force One, prestado por Donald Trump.

Entrenado para asistir a exmilitares, Sully, de dos años, acompaña a Bush desde junio, pocas semanas después de la muerte de la esposa del presidente Barbara, con quien estuvo casado durante 73 años

Sully lleva el nombre del piloto retirado Chesley "Sully" Sullenberger III, que se volvió famoso luego de acuatizar de emergencia un avión de pasajeros en el río Hudson de Nueva York en 2009.

Bush padre, que padecía una forma de enfermedad de Parkinson que lo postró en una silla de ruedas, recibió a Sully del grupo VetDogs de Estados Unidos, que proporciona perros de servicio a personas con limitaciones físicas o afectados por el trastorno de estrés postraumático

Fotos: REUTERS, AP, AFP, Instagram @sullyhwbush

Edición fotográfica: Fernanda Corbani