1 / 22

FOTOS | La tradicional velada en panteones de Oaxaca

Santa María Atzompa, Oax. Celebration/Celebración-Día de Muertos.- 1 de noviembre de 2018. Aspectos de la tradicional velada en los panteones de Santa María Atzompa, en donde pobladores de Santa Cruz Xoxocotlán y del barrio de Xochimilco, de la ciudad de Oaxaca, llevan flores, música, alimentos, bebidas y veladoras para convivir entre las tumbas, como parte del Día de Muertos. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/EELG

FOTOS | La tradicional velada en panteones de Oaxaca

SANTA MARÍA ATZOMPA, Oax., noviembre 1 (EL UNIVERSAL).- Entre flores, música, velas, veladoras, alimentos bebidas y convivencia en las tumbas, pobladores de Santa María Atzompa como de Santa Cruz Xoxocotlán y del barrio de Xochimilco de la ciudad de Oaxaca, entre otros, efectuaron la tradicional velada en sus respectivos panteones.

Las actividades inician al caer la noche, donde las familias llegan paulatinamente a los camposantos principales. Es el caso de Atzompa, asentado en la ladera de un cerro, desde donde se tiene de fondo la vista de la capital, en que culminan las actividades hasta la madrugada o el amanecer.

Según los gustos que hayan tenido el o los difuntos, se coloca sobre la tumba mole, pan, chocolate, refrescos, cerveza o mezcal; se adorna con flores multicolores características de la época, como el cempasúchil y el “Pico de gallo”.

Asimismo, en el contorno se colocan velas y veladoras, lo que da mayor vistosidad a las tumbas y en general a los panteones.

Como la familia del señor Simón, originaria de Atzompa –comunidad que se caracteriza por sus artesanías de barro y es sede de uno de los asentamientos arqueológicos de Monte Albán– que llegó desde la noche y permaneció durante toda la madrugada, pese al frío, para velar a los abuelos y nietos cuyos restos están enterrados en el mismo sitio.

Acuden a los camposantos también tríos musicales, mariachis e incluso bandas, que ofrecen su repertorio a quienes pueden pagar algunas melodías que gustaban a los difuntos.

En el caso de Santa Cruz Xoxocotlán, en las vialidades también se colocan tapetes de arena con polvos de colores y diamantina, con figuras religiosas, que se utilizan días después de un sepelio y que son motivo de atracción para los visitantes en la temporada del Día de Muertos.

Este 1 de noviembre, en la mayoría de los hogares católicos se guarda respeto a las almas que llegan en el transcurso del día al altar que se ha colocado para ello. El 2 de noviembre, conocido como de los Fieles Difuntos, se acude durante el día a los panteones también para convivir en las tumbas.