Estas fotos surrealistas de las manifestaciones en Irak esconden la violencia en el país

El jefe del sector nacionalista chií de Irak, el clérigo Muqtada al Sadr, anunció este 29 de agosto que abandona la política. Su decisión se entiende como un órdago para convertirse en el líder del país y ha sido seguida por una oleada de protestas por parte de sus seguidores. Los disturbios han provocado la muerte de varias decenas de personas y hay centenares de heridos.

Las autoridades iraquíes han tratado de frenar los disturbios imponiendo un toque de queda primero en Bagdad y posteriormente ampliándolo a todo el país, pero los enfrentamientos entre partidarios del clérigo y otros grupos contrarios continúan.

Irak se encuentra paralizado políticamente desde las elecciones de octubre de 2021, que dieron al partido de Al Sadr una ligera mayoría no reconocida por el resto de grupos ni por las milicias. Sus seguidores llevaban semanas acampados junto a la fortificada Zona Verde, la supuestamente más segura de Bagdad, pero tras el anuncio del clérigo entraron en ella e irrumpieron en edificios públicos como el Parlamento o el Palacio Presidencial.

Precisamente dentro del Palacio Presidencial se han producido unas surrealistas imágenes que esconden la grave crisis iraquí. Y es que numerosos partidarios de Al Sadr se fotografiaron, bañaron y nadaron en la piscina del complejo. Unas escenas insólitas en mitad de una ola de violencia que muchos temen que acabe suponiendo una guerra civil.

Más historias que te pueden interesar: