Ucrania: Rusia mueve tropas élite a nuevo campo de batalla

·4  min de lectura

KIEV, Ucrania (AP) — Rusia movilizó una docena de unidades militares de élite del puerto de Mariúpol al este de Ucrania, y atacó ciudades en toda la región, afirmaron el viernes autoridades ucranianas, mientras ambos bandos se abalanzan hacia lo que podría ser una batalla épica por el control del corazón industrial del país.

Mientras tanto, Rusia reportó que un soldado murió y 27 fueron dados por desaparecidos tras el incendio a bordo del buque de guerra Moskva, que naufragó hace una semana luego de lo que los ucranianos dijeron fue un ataque con misiles. Moscú había reportado anteriormente que todos a bordo habían sido rescatados.

El Ministerio de Defensa de Rusia no reconoció que el barco fuera atacado. Insistió en que hubo un incendio luego del estallido de municiones, sin explicar cómo sucedió eso. La pérdida del crucero lanzamisiles —el buque insignia de la flota de Rusia en el Mar Negro— representó un humillante revés para Moscú.

En Mariúpol, que en gran medida ha sido reducida a escombros humeantes tras semanas de bombardeos, la televisora estatal de Rusia mostró la bandera de los separatistas prorrusos de Donetsk izada en lo que afirmó es el punto más elevado de la ciudad, su torre de televisión. También mostró lo que dijo es el principal edificio de la sitiada planta siderúrgica Azovstal en llamas.

El Kremlin ha enviado más de 100.000 soldados y mercenarios de Siria y Libia a la lucha en Ucrania, y despliega más tropas en el país todos los días, aseveró Oleksiy Danilov, secretario del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania.

“Tenemos una situación complicada, pero nuestro ejército defiende a nuestro Estado”, agregó.

Varias ciudades y poblados fueron bombardeados en el Donbás —la región industrial situada en el este que el Kremlin ha declarado como el nuevo escenario principal de la guerra_, así como en la región de Járkiv, a poca distancia al oeste, y en el sur, informaron autoridades.

Las fuerzas rusas atacaron aproximadamente a 2.000 combatientes ucranianos que están atrincherados en la planta Azovstal, el único foco de resistencia en Mariúpol, reportó la alcaldía.

“Todos los días sueltan varias bombas en Azovstal”, afirmó Petro Andryushchenko, un asesor del alcalde de Mariúpol. “Los combates, la artillería, los bombardeos no paran”.

Un día antes, el presidente ruso, Vladimir Putin, clamó victoria en la batalla por Mariúpol pese a la resistencia en la planta siderúrgica. Ordenó a sus fuerzas no atacar la planta para acabar con los defensores, sino cercarla con el fin de obligarlos a rendirse.

Mariúpol ha tomado una enorme importancia en la guerra. Capturarla privaría a los ucranianos de un puerto vital y completaría un corredor terrestre entre Rusia y la península de Crimea, que Putin se anexó de Ucrania en 2014.

Eso también permitiría a Putin enviar más efectivos a la batalla en el Donbás, lo que el Kremlin ha declarado como su principal objetivo.

Según Danilov, entre 12 y 14 unidades militares de élite rusas han salido de Mariúpol y han comenzado a desplazarse hacia el este para participar en los combates que allí se libran.

Además, Danilov afirmó que Kiev consiguió entregar armas en helicóptero a la sombra de la noche en la planta siderúrgica de Mariúpol, la cual ha sido bombardeada durante semanas.

Putin señaló que Rusia ofreció a las fuerzas ucranianas que están en la planta la opción de rendirse, con garantías de mantenerlos con vida y de brindarles “un tratamiento decente y atención médica”, según el relato de una llamada telefónica con el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, facilitado por el Kremlin.

“Pero el régimen de Kiev no les permite aprovechar esta oportunidad”, denunció Putin.

Se cree que más de 100.000 personas están atrapadas en Mariúpol con poca comida, agua o calefacción, y que más de 20.000 civiles han muerto en los casi dos meses de asedio, según las autoridades ucranianas. La población de la ciudad antes de la guerra rondaba los 430.000 habitantes.

La mayoría de los intentos de evacuación de civiles de la ciudad han fracasado debido al continuo bombardeo ruso, según los ucranianos.

Tras varios días de la ofensiva rusa para tomar el este, la operación no se ha convertido aún en un auténtico asalto, y los analistas militares afirman que las fuerzas de Moscú todavía están en fase de preparación y no han logrado ningún avance importante en el Donbás ni han ganado terreno significativo.

___

Fisch reportó desde Zaporiyia, Ucrania. Periodistas de The Associated Press en diversas partes de Ucrania y el resto del mundo contribuyeron a este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.