FOTOS | El pantano de Belesar, casi vacío con las eléctricas bajo la lupa

Varios embalses de Galicia se encuentran en una situación muy preocupante, según la propia Xunta, que ya ha anunciado que vigilará “estrechamente” la evolución de sus niveles de ocupación. Además, el Gobierno central, a través del Ministerio para la Transición Ecológica, ha abierto expedientes informativos a las eléctricas Iberdrola y Naturgy para investigar su vaciado y su aprovechamiento hidroeléctrico.

Se trata de los pantanos pertenecientes a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil de Salas, Portas y Cenza, en la provincia de Ourense, y de Belesar, en Lugo. Este último, gestionado por Naturgy y que cuenta con la segunda central hidráulica más potente de Galicia, se encuentra al 31% de su capacidad, nivel al que en 2020 se llegó a finales del mes de octubre.

El año pasado el embalse de Belesar tuvo una media del 63% de capacidad y la de 2019 fue del 72%. Naturgy, que también gestiona el pantano de Salas, reclamó 17 millones de euros a la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil como compensación por la menor producción de energía entre 2017 y 2019 en sus ocho centrales de Galicia al tener que soltar agua para respetar los caudales ecológicos que marca la administración.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.