1 / 12

FOTOS: Melania Trump rinde tributo a "Mujeres Coraje"

Una de las galardonadas, Natalia Ponce de León, de Colombia, creó una fundación para defender a víctimas de ataques con ácido, luego de que sufrir un ataque en marzo del 2014. REUTERS/Kevin Lamarque

FOTOS: Melania Trump rinde tributo a "Mujeres Coraje"

Redacción Noticias

La primera dama Melania Trump otorgó el Premio Internacional del Coraje a 13 mujeres por su lucha por la paz, la justicia, los derechos humanos, la igualdad de géneros y la emancipación, a menudo a riesgo personal, y las alabó como “verdaderas heroínas”.

“Todas estas mujeres heroicas tienen extraordinarias historias de poder, han conseguido más de lo que nos podemos imaginar. Sus vidas nos recuerdan que el espíritu humano no tienen límites”, declaró.

Una de las galardonadas, Natalia Ponce de León, de Colombia, creó una fundación para defender a víctimas de ataques con ácido, luego de que sufrir un ataque en marzo del 2014.

Como ella misma dijo en la ceremonia, ese incidente le hizo “renacer” y la impulsó a liderar una campaña que consiguió que el Congreso de Colombia aprobara en enero de 2016 una ley con su nombre, que endurece los castigos para los autores de las agresiones con ácido.

También fue premiada la peruana Arlette Contreras Bautista, quien sufrió una agresión en un hotel de Ayacucho en 2015 y posteriormente lideró el movimiento “Ni una menos”, que ha impulsado varias manifestaciones en Perú contra la violencia machista y los feminicidios.

Según dijo Contreras a Efe, su objetivo ahora es crear una fundación en Perú para ayudar a las mujeres que sufren violencia de género y, por ello, está recaudando fondos en Estados Unidos.

El objetivo de la fundación será ayudar a las víctimas de violencia que necesitan “atención inmediata” y que buscan un “refugio seguro”, es decir, una situación diferente a la que enfrentan muchas mujeres en Perú cuando denuncian a su agresor y luego tienen que volver a casa.

Completan la lista de premiadas mujeres de Bangladesh, Botsuana, República Democrática del Congo, Irak, Níger, Papúa Nueva Guinea, Sri Lanka, Siria, Turquía, Vietnam y Yemen.

La ironía de un discurso inusual

La esposa del presidente aseguró en la ceremonia que la “era de la brutalidad contra las mujeres y los niños se ha acabado” y avisó que EEUU estará “vigilando” a los países que no hagan lo suficiente para proteger los derechos de las féminas.

“Debemos comenzar ahora a superar viejos miedos y luchar por la justicia y en contra del mal y la injusticia”, declaró.

“Como líderes de una comunidad mundial, debemos seguir trabajando para dar más poder a las mujeres y respetar a las personas de todas las procedencias y etnias, acordándonos siempre de que todos pertenecemos a una raza, la raza humana”.

Pero sus palabras contrastan con las decenas de acusaciones de abuso sexual que Donald Trump recibió durante la campaña presidencial y las acciones del gobierno sobre inmigración, que han crispado a un sector de la sociedad y de la comunidad internacional.

Esas acusaciones se produjeron después de que saliera a la luz un video de 2005, en el que Trump presumía de que podía “agarrar por la vagina” a las mujeres simplemente porque era un personaje famoso.

Asimismo, tres de las premiadas son de Irak, Siria y Yemen, algunos de los países musulmanes afectados por el decreto migratorio de Trump -por ahora bloqueado por la Justicia-, cuyo objetivo es prohibir la entrada a EEUU a potenciales terroristas bajo el estatus de refugiado u otro tipo de visa.

Esta es una de las pocas veces que la prensa ha podido ver en Washington a la primera dama, quien ha participado en pocos eventos gubernamentales porque sigue viviendo en su ático de la Torre Trump en Manhattan (Nueva York) mientras su único hijo, Barron, termina el curso escolar.

Elaborado con información de AP. EFE y AFP.