En fotos, el drama humano en el éxodo de los hondureños

LA NACION

TECÚN UMÁN, Guatemala.- Decididos a llegar a cualquier precio a Estados Unidos , los miles de migrantes que avanzan en caravana desde Honduras derribaron una valla del lado de Guatemala y enfilaron hacia el cruce con México, donde se enfrentaron con la policía.

La caravana desató la ira del presidente norteamericano, Donald Trump, que amenazó con cerrar y militarizar su frontera sur, y hasta con retirar la ayuda que su país brinda a los países centroamericanas.

Luego de quebrar la seguridad y derribar una valla de contención en el cruce de Tecún Umán, la caravana de 3000 migrantes emprendió camino hacia el puente que conecta con México para llegar a la garita migratoria, donde un grupo de 50 jóvenes fue reprimido con gases lacrimógenos, mientras los demás migrantes se replegaban.

Algunas mujeres se desmayaron durante el trayecto, y los más jóvenes se daban ánimos con las banderas hondureñas que llevan desde el comienzo de la travesía. Los ciudadanos del lado guatemalteco de la frontera intentaron ayudarlos a sofocar el calor con chorros de agua.

El lado mexicano estaba resguardado por la policía fronteriza y otros uniformados enviados por el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, en medio de una polémica con Trump, que exigió que detuvieran su avance cuanto antes. Algunos migrantes lanzaron piedras para que se les permitiera el paso, restringido por la fuerte presencia policial.

Edición Fotográfica: Enrique Villegas