FOTOS | Curon, el pueblo italiano bajo el agua que vuelve a emerger

En 1950, las 160 casas del pueblo italiano de Curon quedaron sumergidas bajo el agua tras la fusión de dos lagos cercanos para crear otro artificial y la construcción de una planta hidroeléctrica. Sus 900 habitantes tuvieron que marcharse a otro lugar y desde entonces la única prueba de la existencia de esta localidad situada en la provincia de Tirol del Sur era el campanario de la antigua iglesia que emergía sobre el pantano y que se convirtió en un reclamo turístico.

Siete décadas después, los restos de la aldea han salido a la superficie. Y es que el lago Resia, que ocupa el lugar donde estaba Curon, está siendo drenado para reparar el embalse y los trabajadores han encontrado montones de ladrillos, escombros o escaleras de lo que un día fueron las casas y las calles de este pueblo tirolés.

El lugar también es famoso por la serie de terror que creó Netflix en 2020 y que se convirtió en un éxito. La ficción narra la historia de una mujer que, tras varios años viviendo lejos del pueblo, vuelve con sus hijos al sitio donde nació y creció.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.