En Fotos: La beatificación de Fray Mamerto Esquiú en Piedra Blanca, Catamarca

·3  min de lectura
Ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Piedra Blanca, el pueblo donde nació. La ceremonia se realizó frente al templo San José de Catamarca y fue presidida por el delegado papal, el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán
Marcelo Aguilar
La caravana que lleva la imagen durante la ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Piedra Blanca, el pueblo donde nació
Marcelo Aguilar


La caravana que lleva la imagen durante la ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Piedra Blanca, el pueblo donde nació (Marcelo Aguilar/)

La emoción del público durante la caravana por la beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Catamarca
Marcelo Aguilar


La emoción del público durante la caravana por la beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Catamarca (Marcelo Aguilar/)

Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca
Marcelo Aguilar


Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca (Marcelo Aguilar/)

Fieles con banderas e imágenes de Esquiú se acercaron al predio donde se celebró la misa de beatificación, donde hubo cantos, lecturas y oraciones desde la madrugada
Marcelo Aguilar


Fieles con banderas e imágenes de Esquiú se acercaron al predio donde se celebró la misa de beatificación, donde hubo cantos, lecturas y oraciones desde la madrugada (Marcelo Aguilar/)

El obispo de Catamarca Luis Urbanc, le regaló a Ema un rosario bendecido por el Papa Francisco
Marcelo Aguilar


El obispo de Catamarca Luis Urbanc, le regaló a Ema un rosario bendecido por el Papa Francisco (Marcelo Aguilar/)

Cerca de 30 obispos participaron de la ceremonia de la beatificación
Marcelo Aguilar


Cerca de 30 obispos participaron de la ceremonia de la beatificación (Marcelo Aguilar/)

En su homilía en el rito de beatificación, el cardenal Villalba, dijo que Esquiú fue un “sacerdote de profunda oración”, un “obispo misionero” y un pastor “que se entregó a los pobres al estilo de San Francisco”
Marcelo Aguilar


En su homilía en el rito de beatificación, el cardenal Villalba, dijo que Esquiú fue un “sacerdote de profunda oración”, un “obispo misionero” y un pastor “que se entregó a los pobres al estilo de San Francisco” (Marcelo Aguilar/)

Ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Piedra Blanca, el pueblo donde nació. La ceremonia se realizó frente al templo San José de Catamarca y fue presidida por el delegado papal, el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán
Marcelo Aguilar


Ceremonia de beatificación de Fray Mamerto Esquiú, en Piedra Blanca, el pueblo donde nació. La ceremonia se realizó frente al templo San José de Catamarca y fue presidida por el delegado papal, el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán (Marcelo Aguilar/)

En su homilía en el rito de beatificación, el cardenal Villalba, dijo que Esquiú fue un “sacerdote de profunda oración”, un “obispo misionero” y un pastor “que se entregó a los pobres al estilo de San Francisco”
Marcelo Aguilar


En su homilía en el rito de beatificación, el cardenal Villalba, dijo que Esquiú fue un “sacerdote de profunda oración”, un “obispo misionero” y un pastor “que se entregó a los pobres al estilo de San Francisco” (Marcelo Aguilar/)

Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca
Marcelo Aguilar


Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca (Marcelo Aguilar/)

Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca
Marcelo Aguilar


Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca (Marcelo Aguilar/)

En la organización de la ceremonia se respetó el distanciamiento y el uso de barbijos entre los presentes; hubo voluntarios encargados de hacer cumplir los protocolos exigidos. “Mamerto está pasando por aquí” fue uno de los cantos más repetidos.
Marcelo Aguilar


En la organización de la ceremonia se respetó el distanciamiento y el uso de barbijos entre los presentes; hubo voluntarios encargados de hacer cumplir los protocolos exigidos. “Mamerto está pasando por aquí” fue uno de los cantos más repetidos. (Marcelo Aguilar/)

Tras ello, en su homilía en el rito de beatificación, el cardenal Villalba, dijo que Esquiú fue un “sacerdote de profunda oración”, un “obispo misionero” y un pastor “que se entregó a los pobres al estilo de San Francisco”
Marcelo Aguilar


Tras ello, en su homilía en el rito de beatificación, el cardenal Villalba, dijo que Esquiú fue un “sacerdote de profunda oración”, un “obispo misionero” y un pastor “que se entregó a los pobres al estilo de San Francisco” (Marcelo Aguilar/)

Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca
Marcelo Aguilar


Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca (Marcelo Aguilar/)

“La Iglesia y el mundo de hoy tienen necesidad de hombres y mujeres de toda condición y estado de vida, sacerdotes, religiosos y laicos, que sean santos -planteó Urbanc en la homilía- Santidad significa perfección que en el grado más alto se encuentra solo en Dios”
Marcelo Aguilar


“La Iglesia y el mundo de hoy tienen necesidad de hombres y mujeres de toda condición y estado de vida, sacerdotes, religiosos y laicos, que sean santos -planteó Urbanc en la homilía- Santidad significa perfección que en el grado más alto se encuentra solo en Dios” (Marcelo Aguilar/)

En la organización de la ceremonia se respetó el distanciamiento y el uso de barbijos entre los presentes; hubo voluntarios encargados de hacer cumplir los protocolos exigidos.
Marcelo Aguilar


En la organización de la ceremonia se respetó el distanciamiento y el uso de barbijos entre los presentes; hubo voluntarios encargados de hacer cumplir los protocolos exigidos. (Marcelo Aguilar/)

Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca
Marcelo Aguilar


Beatificación de Fray Mamerto Esquiú, Catamarca (Marcelo Aguilar/)

La ceremonia se realizó frente al templo de San José de Catamarca y fue presidida por el delegado papal, el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán. En la foto, Ema camina junto a sus padres Omar y Ana que portan las reliquias
Marcelo Aguilar


La ceremonia se realizó frente al templo de San José de Catamarca y fue presidida por el delegado papal, el cardenal Luis Héctor Villalba, arzobispo emérito de Tucumán. En la foto, Ema camina junto a sus padres Omar y Ana que portan las reliquias (Marcelo Aguilar/)

La Comisión Teológica de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano dio por aprobado el milagro el 24 de abril de 2019
Marcelo Aguilar


La Comisión Teológica de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano dio por aprobado el milagro el 24 de abril de 2019 (Marcelo Aguilar/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.