FOTOS I El ascensor más alto del mundo está en China y lleva a los turistas a los acantilados de Avatar

TresB

En el parque forestal de Zhangjiajie, en el centro de China, se encuentra el ascensor exterior más alto del mundo con sus 326 metros. Se desliza por una estructura metálica, apoyada en la pared del precipicio y sus tres cabinas llegan a viajar a unos cinco metros por segundo, lo que se traduce en 18 kilómetros por hora.

El recorrido dura 88 segundos (algo menos de minuto y medio) y en lo alto espera una visión espectacular. Se trata de los acantilados en los que se grabó la película Avatar. Unos paisajes muy bellos que cortan la respiración y que son muy turísticos en el gigante asiático.

El ascensor fue inaugurado en el año 2002. Hasta entonces solo había un teleférico lento y con poca capacidad que provocaba largas colas y esperas. Existe también la opción de ir andando, pero se tardan aproximadamente tres horas. El trayecto en el elevador cuesta 16 euros e incluye la ida y la vuelta.

Más historias que te pueden interesar: