En fotos: los actores de El irlandés vs. los personajes de la vida real

·3  min de lectura

El irlandés fue uno de los estrenos más esperados de Netflix a finales de 2019. La película, dirigida por Martin Scorsese, tiene un atractivo principal que se convirtió, además, en la motivación de muchos usuarios de la plataforma para verla: actúan Robert de Niro y Al Pacino, dos grandes leyendas del cine.

Los personajes que encarnan estas estrellas están basados en seres de carne y hueso que, en su momento, fueron el terror de varias zonas de Estados Unidos. Cómo eran "los sindicalistas", "las personalidades" y "los gánsteres" que inspiraron la historia.

"El Irlandés" que le da nombre a la película de Scorsese fue un mafioso llamado Frank Sheeran. En la película es interpretado por Robert de Niro, quien suele sacar a relucir sus dotes artísticos con ese tipo de papeles sombríos. Sheeran tuvo contacto cercano con la Hermandad de Camioneros dirigida por Jimmy Hoffa. Fue condenado en 1980 a 32 años de prisión por delitos relacionados con el crimen organizado (en su momento se llegó a decir que perpetró más de una treintena de asesinatos).

La leyenda de Jimmy Hoffa a día de hoy sigue vigente. Nadie sabe a ciencia cierta qué sucedió con uno de los sindicalistas más reconocidos de la historia estadounidense contemporánea. Hoffa fue el presidente de la Hermandad Internacional de Camioneros entre 1954 y 1971.

El 30 de julio de 1975, y luego de una presunta colaboración con la mafia del país norteamericano, el sindicalista desapareció para nunca más volver.

Hay muchos rumores en torno a la figura de Russell Bufalino, un mafioso apodado como "El Don Callado". Fue uno de los rostros menos visibles pero más importantes de la organización criminal creada a partir de las relaciones con el sindicalismo. Bufalino murió tras purgar su condena.

La tensión entre los grupos criminales de Filadelfia hizo boom tras la muerte de Don Amable, uno de los mafiosos más importantes de la organización de "El Irlandes".

Angelo Bruno murió en 1980 al recibir un balazo en el cráneo mientras estaba al volante de su auto en la entrada de su casa.

Peggy Sheeran llevó a sus espaldas el sangriento legado de su familia durante mucho tiempo. Durante los 80, Peggy, la hija de "El Irlandés", se alejó del negocio criminal y, de a poco, empezó a dar ciertas pistas sobre el verdadero oficio de su padre.

Más temprano que tarde desapareció del radar de los medios y, en la actualidad, es poco lo que se sabe de su vida.

Así como Hoffa, tuvo ciertos vínculos con la mafia y fue, además, acusado por cargos de extorsión. En este mundo incierto cimentado por el crimen, los rumores en muchas ocasiones pueden tener algo de verdad; lo cierto es que varios creen que Provenzano tuvo su cuota de responsabilidad en la eterna desaparición de Jimmy Hoffa. Este sindicalista ambivalente fue interpretado por Stephen Graham.

Anthony Salerno, conocido como "Fat Tony", fue uno de "los gánsteres" más temidos y reconocidos "lo primero probablemente llevo a lo segundo". En la producción fue interpretado por Domenick Lombardozzi.

Crazy Joe tuvo una vida fiel a su sobrenombre. Joseph Gallo, el "Loco Joe", fue uno de los matones más peligrosos de la mafia estadounidense. Su apodo se debió, más allá de su comentada frialdad, a su diagnóstico de esquizofrenia. Sobre su asesinato se han extendido un buen número de rumores;la versión oficial dice que fue "El Irlandés" quien acabó con la vida del loco.

Bill Bufalino sabía todos los secretos de una de las más temidas organizaciones criminales estadounidenses.Murió de leucemia en 1990. En la producción, el "abo-gánster" fue interpretado por Ray Romano.

Con el sobrenombre de Skinny Razor, DiTullio se convirtió en el asesino más sanguinario del entramado criminal liderado por Angelo Bruno. En la cinta fue interpretado por Bobby Cannavale.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.