¡Todavía hay más! Las fotografías oficiales de la boda de Harry y Meghan

Si la Boda Real cumplió y mucho las expectativas, con Harry más príncipe que nunca y Meghan absolutamente radiante en un Windsor que se volcó por completo, las fotografias oficiales del enlace no iban a ser menos. Después del "sí, quiero" en la Capilla de San Jorge y de la media hora de recorrido nupcial, las puertas del Castillo de Windsor se cerraron al mundo y los recién casados se pusieron en manos de Alexi Lubomirski

Sonrientes, naturales, enamorados y, en definitiva, viviendo el día más feliz de sus vidas. Harry y Meghan están cómodos delante del objetivo de Lubomirski, el prestigioso y renombrado fotógrafo de moda para el que también confiaron las fotografías oficiales de su compromiso el pasado otoño, esas en las que posaron al más estilo Hollywood en Frogmore House, la misma residencia en la que el príncipe Carlos ofreció la más exclusiva de las celebraciones, la recepción que tuvo lugar el sábado por la noche solo para los 200 familiares y amigos más cercanos.

¡HOLA! adelanta a este lunes su salida con motivo de la boda del príncipe Harry y Meghan

En la fotografía familiar predominan los colores verdes. La sala elegida, Green Drawing Room, del Castillo Windsor conjuga a la perfección con los ramos de flores (siempre hay una damita sin ramo ya que una de ellas tenía la importante misión de recoger el ramo de Meghan una vez que llegara al altar) y los trajes de la Reina de Inglaterra y de Doria Ragland. En la simpática imagen en la que los novios están con los niños que formaron el cortejo nupcial se transmite un ambiente festivo, muy natural. En definitiva una imagen, en apariencia poco posada. 

VER GALERÍA

"El Duque y la Duquesa de Sussex quieren agradecer a todo el mundo que formó parte de las celebraciones de su boda el sábado. Se sienten muy afortunados de haber podido compartir su día con todos los que se reunieron en Windsor y todos los que vieron la boda en televisión en Reino Unido, la Commonwealth y en el mundo entero", ha dicho un portavoz del Palacio de Kensington. "Sus Altezas Reales están encantados con estos retratos oficiales que ha tomado Alexi Lubomirski y son felices por poder compartirlos hoy. También quieren agradecer a todos los generosos mensajes y el apoyo que han recibido", ha añadido a través de un comunicado. 

Con los muy sonrientes príncipes George y Charlotte, ambos con un gesto muy parecido, con la barbilla hacía arriba, están los otros ocho niños que acompañaron a los novios en su gran día: Florence van Cutsem, de tres años, ahijada del príncipe Harry e hija de Alice van Cutsem y Nicholas van Cutsem, gran amigo del príncipe Guillermo; Remi Litt y Rylan Litt, de seis y siete años, ahijadas de Meghan, hijas de Benita Litt -amiga de la novia- y Darren Litt; Ivy Mulroney, que tiene cuatro años y es la hija de Jessica Mulroney, la mejor amiga de la novia, y el presentador canadiense de televisión Ben Mulroney; Zalie Warren, la más joven del grupo a sus dos años, ahijada del príncipe Harry e hija de Zoe y Jake Warren, amigo y compañero del príncipe Harry en sus años en Eton; Jasper Dyer, de seis años, ahijado del príncipe Harry e hijo de Amanda Dyer y Mark Dyer;  y los hermanos gemelos de Ivy Mulroney, Brian y John, de siete años. 

VER GALERÍA

"Ha sido un honor y privilegio increíble documentar el inspirador camino de amor, esperanza y familia que han llevado el Duque y la Duquesa de Sussex hasta la boda y retratos familiares oficiales del sábado. Ha sido un precioso capítulo en mi carrera y mi vida que nunca olvidaré", ha escrito este fotógrafo nacido en el Reino Unido y que vuelve a dejarnos con la boca abierta. No solo por ser uno de los invitados más atractivos (de hecho todavía estás a tiempo de apostar por él en nuestra votación para encontrar al invitado más sexy de la boda del año)si no por conseguir unas imágenes que transmiten la personalidad de los duques de Sussex, sobre todo en la fotografía en blanco y negro. Esta es la primera vez a la que se ve a Meghan sin velo, sentada en las escaleras y ligeramente apoyada en el príncipe Harry en la terraza este del Castillo.

Este album oficial sigue el estilo de lo que ha sido esta boda, unas celebraciones en la que nos novios han combinado su propia personalidad con las costumbres de la Casa Windsor. Tradición y vanguardia en cada detalle, signos como que los novios usaran su nombre de pila en la ceremonia religiosa o que invitaran a personas anónimas al gran día. Muchas imágenes inolvidables se tomaron el pasado sábado, mientras unos dos mil millones de personas seguían el enlace por televisión y unas 150.000 llenaban las calles de Windsor, pero estas fotografías, tomadas a puerta cerrada después del recorrido nupcial, muestran una parte de la boda que quedó reservada solo para ellos.