La foto con la que Jamie Lee Curtis celebra sus 22 años de sobriedad

·2  min de lectura
La actriz en la alfombra roja de los premios Globo de Oro
La actriz en la alfombra roja de los premios Globo de Oro

Jamie Lee Curtis celebró sus 22 años de sobriedad con una profunda reflexión sobre las adicciones y el abuso de sustancias a lo largo del que fue uno de los períodos más complicados de su vida y de su carrera.

La actriz de 62 años compartió una publicación en Instagram en la que habla de su pasado y se define a sí misma como una por entonces “joven estrella en guerra consigo misma”. Para ilustrar el posteo, Curtis eligió una antigua fotografía suya, aparentemente de principios de la década de 1980, que hoy podría resultar polémica, puesto que en la misma se muestra muy sonriente sosteniendo una bebida.

Gustavo Sofovich: “Trabajo todos los días de mi vida para estar afuera de la droga”

Sobre cómo comenzó su adicción al alcohol, la actriz explicó: No lo sabía entonces. Lo mantuve oculto. Estaba tan enferma como mis secretos”, continuó, al mismo tiempo que manifestó su agradecimiento por aquellos que la ayudaron a estar sobria.

“Con la gracia de Dios y el apoyo de muchas personas que pudieron relacionarse con todos los sentimientos y de un par de ángeles sobrios, he podido mantenerme sobria, día tras día, durante 22 años”, escribió y aclaró: “La particular imagen en la que me veo bebiendo con orgullo en una sesión de fotos es muy útil para ayudarme a recordar”.

“Para todos los que luchan y para los que están en el camino, extiendo mi mano a las suyas”, agregó Curtis, haciendo referencia al complicado proceso que atraviesan quienes viven situaciones similares. El momento clave en que la actriz decidió dejar de beber ocurrió a fines de 1998, cuando en una ocasión, mientras estaba en la cocina de su casa, una amiga que se estaba hospedando allí la vio consumiendo pastillas y decidió enfrentarla.

Según relató años atrás la intérprete en una entrevista con la revista Variety, ella acababa de tomarse cinco analgésicos junto a una copa de vino cuando escuchó una voz que venía de uno de los pasillos. “¿Sabés Jamie? Te vi con tus pequeñas pastillas y a pesar de que vos sentís que sos fabulosa y genial, la realidad es que estás muerta. Eres una mujer muerta”, le dijo con sinceridad su amiga. A partir de ese momento todo comenzó a cambiar. “De repente alguien sabía. Yo había estado cultivando una adicción a los analgésicos desde hacía mucho tiempo, más de diez años”, confesó durante la nota. Al ser consciente de ello, decidió iniciar un tratamiento de rehabilitación y comenzar una nueva vida lejos de las adicciones.

Jamie Lee Curtis: la gran sobreviviente de Halloween, una saga que celebró 40 años