Fosas comunes, signos de tortura y horror: la guerra continúa

·1  min de lectura

Aunque las tropas rusas se retiraron hace dos meses de los bosques alrededor de la capital ucraniana, siguen apareciendo pruebas de los horrores de la guerra. En esta oportunidad, siete cuerpos fueron descubiertos en una fosa común cerca a la ciudad de Bucha, al noroeste de Kyiv. Según la Policía, las víctimas estaban atadas de manos y fueron torturadas antes de ser ejecutadas. El trabajo de desenterrar los restos coincidió con el reporte del jefe de la policía ucraniana de que las autoridades abrieron investigaciones sobre los asesinatos de más de 12.000 personas desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.