Formosa: un ministro de Gildo Insfrán arrastró a un comerciante en una protesta

·2  min de lectura
Formosa: un ministro arrastró a un manifestante en el capó durante una protesta de comerciantes
Captura

Aníbal Goméz, ministro formoseño de Desarrollo Humano, arrastró hoy a un comerciante con su camioneta cuando fue abordado por manifestantes que pedían el cese de las restricciones contra el coronavirus impuestas por el gobierno de Gildo Insfrán.

El funcionario salía de la habitual conferencia de prensa con los medios en la que las autoridades reportan la situación sanitaria. Al abandonar la Casa de Gobierno provincial, los comerciantes rodearon el vehículo y uno de los que encabezaba la protesta intentó hacerlo parar.

El Gobierno descarta volver a un cierre total y espera la aprobación del DNU en el Congreso

En las imágenes se puede ver como Pablo Siddig, referente de Comerciantes Unidos Formoseños, se interpone en la ruta del funcionario para que se detenga, pero Gómez no lo hace. Siddig se monta en el capot de la camioneta, que continúa avanzando algunos metros más.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Según el diario local El Comercial, Siddig le gritaba que bajara “a hablar con la gente”. Pero Gómez no detuvo su marcha de inmediato. Lo hizo metros después. Allí, los manifestantes le abrieron la puerta y en seguida llegaron fuerzas de seguridad, que ayudaron al ministro a continuar en contramano por la calle Uriburu.

Eduardo Duhalde: “Voy a tratar por todos los medios de que este Gobierno no pueda seguir”

Siddig y el resto de los comerciantes buscan soluciones a las duras restricciones impuestas para frenar el Covid, dado que se sienten perjudicados económicamente.

De acuerdo a lo que dijo el comerciante a ese medio local, sufrió un golpe en su pierna derecha. “Nos pasan por encima, literalmente. Esto da mucha impotencia. Encima que me chocan y me quieren llevar detenido”, dijo el comerciante ante diferentes medios locales que capturaron el momento. Además se lamentó: “Si yo no pegaba un brinco, me pasaba por arriba”.

Fuentes cercanas al gobierno provincial dijeron a LA NACION que en las imágenes se ve al funcionario que avanza a “paso de hombre”, que “se puede ver cómo los manifestantes lo alcanzan caminando”, por lo que “en ningún momento el comerciante es atropellado”.

Además, aseguraron que en ningún momento lo pisa o lo lastima , y que el hombre “es quien se sube al capot y trata de inventar la agresión”.

Así, explicaron que Gómez “todo el tiempo mantiene una actitud calmada mientras era él víctima de las agresiones evidentes de los comerciantes que golpean su auto”.

“Hablar de atropellado es un intento burdo de manipular algo que no ocurrió”, dijeron. Por último, estimaron que comprenden la situación de los comerciantes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.