Formosa: el gobierno culpa a políticos y empresarios por la suba de casos

Inés Beato Vassolo
·5  min de lectura
Gildo Insfrán
Gildo Insfrán

El gobierno de Formosa continúa con su estrategia de contraataque hacia la oposición y hacia los formoseños que manifestaron su repudio a la gestión de Gildo Insfrán . Los responsabilizan por el aumento de contagios y de muertes por coronavirus en la provincia.

Ciccone: la Cámara de Casación anuló el fallo que dispuso que Amado Boudou volviera a la cárcel a cumplir su condena

La semana pasada, la ciudad de Formosa amaneció empapelada con las caras de los los legisladores nacionales Luis Naidenoff y Ricardo Buryaile, y de la concejala del peronismo disidente Gabriela Neme junto a frases como: “Son los culpables de los muertos por Covid-19 en Formosa” . Ayer, el Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19, en su conferencia diaria, indicó que más de la mitad de las muertes por coronavirus en la provincia ocurrieron en marzo, luego de las protestas que se gestaron tras la decisión oficial de regresar a la fase 1 de aislamiento.

Las caras de Naidenoff, Buryaile y Neme, acusados de ser culpables de los contagios y muertes por coronavirus en Formosa
Las caras de Naidenoff, Buryaile y Neme, acusados de ser culpables de los contagios y muertes por coronavirus en Formosa


Las caras de Naidenoff, Buryaile y Neme, acusados de ser culpables de los contagios y muertes por coronavirus en Formosa

El ministro de la Comunidad, Aníbal Gómez, apuntó contra los referentes locales de Juntos por el Cambio por fomentar las movilizaciones, y afirmó: “Formosa está transitando el mayor pico de contagios, casos activos y fallecimientos por Covid-19 desde el inicio de la pandemia. El día 4 de marzo se estableció la fase 1 y el 5 de marzo se iniciaron las marchas: 13 días después, el 18, hubo un incremento en la tendencia de muertes por coronavirus en la provincia. Solo en el mes de marzo se diagnosticaron 1084 nuevos casos y 20 fallecimientos. Es decir, más de la mitad del total de fallecimientos ocurridos en la provincia desde el inicio de la pandemia”. Formosa acumula 38 muertes por Covid-19 y tiene un total de 780 casos activos.

“Muchos de estos contagios están directamente relacionados con las aglomeraciones de personas y marchas organizadas en violación de las medidas sanitarias dispuestas para el cuidado, la salud y la vida de los formoseños y formoseñas. El virus no conoce de banderas políticas, ni perdona. La irresponsabilidad se refleja en los contagios y los contagios se reflejan en los fallecimientos de comprovincianos por esta enfermedad. La responsabilidad de cuidarnos y cuidar a nuestros seres queridos es de todos y cada uno de nosotros mismos”, indicó Gómez.

Manifestaciones en la ciudad de Formosa
Gustavo Aguirre


Manifestaciones en la ciudad de Formosa (Gustavo Aguirre/)

A pesar de la preocupación por el pico de contagios, el gabinete de Insfrán ahora sí avanza en la liberación de actividades, a contramano del resto del país, en donde se analiza acudir a mayores restricciones. El gobierno de Formosa dispuso, a partir del lunes próximo, la reapertura de gimnasios, escuelas de danza, pesca embarcada, fútbol 5 y otras actividades deportivas y culturales.

Críticas a los dirigentes gastronómicos y políticos

Los integrantes del consejo insistieron en que el sector gastronómico y el sector político opositor fomentaron las marchas que, dicen, dispararon los contagios. “Aquí hay un sector de la dirigencia gremial empresarial con el cual no es tan fácil dialogar, porque es el sector que ha propiciado las marchas más violentas que tenga la historia de nuestra provincia” , indicó ayer el ministro de Economía, Jorge Ibáñez, en referencia a los dueños de bares y restaurantes.

“Propiciaron las juntadas de jóvenes en la 25 de Mayo y Eva Perón [a metros de la casa de gobierno]. Esas juntadas no terminaron bien, terminaron a altas horas de la madrugada, desgraciadamente, entre trompadas y botellazos. Es la misma dirigencia que propició juntarse con dirigentes de la oposición política que venían de Buenos Aires, violando todo protocolo de bioseguridad y hoy estamos viendo las consecuencias”, agregó, y aprovechó para disparar contra el diputado Buryaile, quien contrajo coronavirus días atrás: “Inclusive, algunos de estos dirigentes hoy tienen Covid-19. Fíjense las consecuencias de esta irresponsabilidad”.

Cuáles son los distritos de mayor riesgo que podrían aplicar las nuevas restricciones

Según indicó Ibáñez, los empresarios “culminaron las marchas con actos de agravio políticos muy importantes”. El ministro dijo que las personas “se robaron las placas del monumento a Evita y pintarrajearon el de Juan Domingo Perón”. “Agravian a todos ellos que transitan el campo nacional y popular”, enfatizó.

Una de las notificaciones recibidas por el empresario gastronómico Marcelo Ocampo
Una de las notificaciones recibidas por el empresario gastronómico Marcelo Ocampo


Una de las notificaciones recibidas por el empresario gastronómico Marcelo Ocampo

En este marco, el gobierno de Formosa, a través de la policía provincial, inició sumarios contra algunos de los propietarios de restaurantes . Tal es el caso de Marcelo Ocampo, dueño del bar Pepe Guapo, ubicado cerca de la plaza San Martín, en el centro de la capital formoseña. Ocampo recibió dos cédulas de notificación en las que se lo acusa de “amenaza”, “intimidación pública”, “infracción a la ley de violación de género”, “coacción agravada”, “instigación a cometer delito” y “atentado y resistencia contra la autoridad”, entre otras acciones.

“Por poco me adjudican un homicidio”, dijo Ocampo a LA NACION, y comentó que, según estima, el gobierno inició causas en su contra por abrir las puertas de su local, a pesar de las restricciones al comercio y la circulación. Ocampo formó parte del grupo de empresarios que desafió la normativa provincial y abrió las puertas de su restaurante para recibir a las personas que se movilizaban el viernes 5 de febrero. Desde entonces, mantuvo su local activo.

Los dueños de los restaurantes de Formosa capital hicieron caso omiso al último retroceso de fase y abrieron sus puertas durante los 15 días en los que rigió el ASPO
Los dueños de los restaurantes de Formosa capital hicieron caso omiso al último retroceso de fase y abrieron sus puertas durante los 15 días en los que rigió el ASPO


Los dueños de los restaurantes de Formosa capital hicieron caso omiso al último retroceso de fase y abrieron sus puertas durante los 15 días en los que rigió el ASPO

Durante la conferencia de prensa de ayer, el ministro Ibáñez repudió el accionar de Ocampo y sus colegas. “Abren los días que no está permitido hacerlo, cierran a la hora que se les canta”, cuestionó el funcionario.

Según detalló Ocampo, los gastronómicos reciben, día tras día, notificaciones policiales por distintos motivos, que no se vinculan al incumplimiento de las restricciones. “Llegan causas a diario a distintos colegas. Ahora agregaron actas desmedidas, por ejemplo, por latas de cerveza con tres días de vencimiento. $8000 por ocho latas”, concluyó el empresario.