Formosa: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos intimó al Gobierno a proteger a siete embarazadas

·5  min de lectura
Gildo Insfrán y Alberto Fernández
Enrique García Medina

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció en contra del gobierno de Gildo Insfrán y emitió medidas cautelares en favor de siete mujeres embarazadas de la comunidad wichi que se encontrarían escondidas en el medio de un monte del Impenetrable, cerca del paraje El Potrillo, por miedo a ser separadas de sus bebés y trasladadas a los centros de aislamiento gubernamentales.

En un comunicado difundido hoy, la CIDH anunció la publicación de la resolución 32/2021, en la cual otorga medidas cautelares en beneficio de las mujeres indígenas que estarían cursando su embarazo a 700 kilómetros de la ciudad de Formosa, sin posibilidad de acceder a atención médica y “encontrándose en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable de sus derechos”.

La pelea por las clases: la Corte envió la demanda de Horacio Rodríguez Larreta a la Procuración

La comisión internacional le pidió al gobierno de Alberto Fernández que adoptara “las medidas necesarias para proteger los derechos a la vida, integridad personal y salud de las beneficiarias”, y solicitó que dichas medidas fueran “inmediatas” y posibilitaran el acceso a una “atención médica adecuada, según los estándares internacionales”.

El escrito, emitido desde Washington D.C., dice que existe la “constitución de un temor por parte de las mujeres beneficiarias, tomando en especial consideración su cosmovisión indígena”. En este sentido, alegan que “se habría ocasionado un quebranto de la confianza de las mujeres de la comunidad con las autoridades, orillándolas a esconderse para proteger sus derechos durante su embarazo”.

La CIDH advirtió que, dado que las mujeres se encontrarían escondidas, el Estado “no se ha visto posibilitado de ejercer su obligación internacional de protección” ni pudo “conocer el nombre de las siete beneficiarias de manera previa al otorgamiento de las presentes medidas”.

“La situación se enmarca en un contexto de denuncias sobre presuntos abusos por parte de las autoridades provinciales en la implementación de medidas para combatir la pandemia de Covid-19 y de alegatos de discriminación histórica contra la comunidad wichi en la provincia, aunado a una concepción en las mujeres de que las autoridades formoseñas buscarían detenerlas para abrirles investigaciones por presuntas falsas declaraciones en un reportaje difundido sobre su situación”, describe el texto, en referencia a la investigación del canal Todo Noticias.

Denuncias de la oposición

Algunos referentes de Juntos por el Cambio también habían advertido sobre los hechos denunciados tras la investigación periodística de Todo Noticias. Eduardo Ramírez, diputado provincial (Pro-Formosa), declaró el mes pasado que durante la visita de Pietragalla a Formosa, a fines de enero, él le había indicado al funcionario “cuáles eran los casos y qué problemas tenían las personas que daban a luz en el oeste formoseño”.

“Nos llegó el caso de una persona cuyo padre se llama Benjamín, un caso que pareció aislado. La madre había tenido un contacto estrecho en Ingeniero Juárez y, una vez que tuvo al bebé, la llevaron a hacer cuarentena y trasladaron a su bebé a la ciudad de Formosa sin darle aviso al padre ni a algún familiar para decirle si el bebé había nacido bien. Lo trasladaron a Formosa por más de dos semanas. Benjamín y su mujer no supieron de su hijo. Nosotros fuimos al Hospital de la Madre y el Niño [en la ciudad de Formosa], a encontrar al bebé. Nos llegaron tres o cuatro casos más, seguidos”, detalló Ramírez.

El diputado aseguró que le pidió “por favor” a Pietragalla que interviniera y que le dijo que si ese “era un modo de operar del gobierno, debería cambiar”. Según sostuvo, el secretario de Derechos Humanos “se comprometió a que no volviera a ocurrir”.

Horacio Pietragalla
Horacio Pietragalla


El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla

Cuando la situación se conoció públicamente, senadores de la oposición reforzaron la denuncia en contra de Insfrán. El formoseño Luis Naidenoff y Pablo Daniel Blanco presentaron un proyecto para citar a Elizabeth Gómez Alcorta, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad; a Pietragalla y a Marisa Graham, defensora de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación, para que informaran sobre las presuntas acciones contra las embarazadas de la comunidad wichi de El Potrillo.

Por su parte, el gobierno de Formosa negó que existieran mujeres escondidas en el Impenetrable e indicó que se trató de una “operación mediática”. “El cumplimiento de las cuarentenas preventivas por parte de las mujeres embarazadas o con hijos menores de edad se realiza con la modalidad domiciliaria en toda la provincia de Formosa”, afirmaron fuentes del gobierno de Insfrán el mes pasado.

Testimonios de las mujeres

“Quiero tener un bebé normal. Si me hacen cesárea, capaz no voy a encontrar más a mi hijo”, dijo a TN una mujer, mientras cubría su cara con un pareo beige y violeta. La joven formoseña, que estaba a punto de parir, afirmó vivir desde hacía cuatro meses en medio del monte “por miedo” a que la llev la policía. “No sé qué voy a hacer cuando llegue la fecha de parir, pero prefiero estar en el monte porque, si nos llevan al hospital, no sabemos si vamos a regresar”, indicó.

La mujer wichi tiene un hijo de cinco años que asegura no ver desde que está instalada en medio del monte. La misma situación vive una joven de 25 años, con dos hijos de ocho y seis años, con quienes aseguró no tener contacto desde hacía mucho tiempo, cuando decidió esconderse. “Quiero verlos, pero tengo miedo. Ya no aguanto estar más acá”, sostuvo, entre llantos. “Hay muchas embarazadas en la misma situación”, agregó.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.