Formosa. La CIDH pidió datos al Gobierno nacional por una cautelar recibida

Gabriela Origlia
·3  min de lectura

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) trasladó al Estado nacional la primera de las medidas cautelares que se le presentaron por la situación que se vive en Formosa, en una nota al canciller Felipe Solá para que en tres días le informe sobre el tema. El texto fue girado el tres de este mes y el plazo corre desde su recepción.

La primera cautelar fue de Bases Republicanas y Cadal, dos organizaciones de la sociedad civil por entender que los habitantes de Formosa son "víctimas de múltiples violaciones a sus derechos humanos" originadas en las medidas de aislamiento obligatorio en centros estatales dispuestas por la administración de Gildo Insfrán.

"Debería ir al psicólogo": la visita del ministro de cultura que enojó al gobernador jujeño Gerardo Morales

Después también apelaron ante la CIDH los legisladores Luis Naidenoff y Mario Negri, titulares de los bloques de la Unión Cívica Radical (UCR) en el Senado y en Diputados, respectivamente.

En sus redes sociales, la CIDH señala que junto a la Relatoría Especial sobre Derechos Económicos, Sociales, Culturales y Ambientales "recibieron información preocupante sobre medidas adoptadas durante la pandemia" por autoridades de Formosa que "tendrían carácter desproporcionado y podrían ser contrarias a normativas y estándares interamericanos" de derechos humanos.

La CIDH advierte en la nota a Solá que no "prejuzga" el posible otorgamiento de las cautelares, pero le pide la información que "considere oportuna" sobre las situaciones a la que se refieren los solicitantes. En el detalle le reclama las "observaciones" que tenga sobre las cautelaras y los datos adicionales que considere pertinentes.

También hay un punto pidiendo detalles sobre "el paradero o ubicación y condiciones en que se encontraría el hijo de Marianela Benítez y Benjamín Martínez tras haber sido separado de sus progenitores.

Morro García: la crisis emocional que atravesaba y la investigación judicial

La referencia es al caso que LA NACION dio en detalles: el hijo de la pareja wichi nació el 14 de enero. "Se lo dieron a ella y después se lo llevaron sin dar explicaciones", indicó Martínez este diario. Viven en Ingeniero Juárez; Benítez fue trasladada al Hospital Piloto de Las Lomitas porque el embarazo era de riesgo.

El bebé nació y estuvo con ella, pero a las horas despertó y vio que no lo tenía al lado, le explicaron que había nacido bien pero después se había complicado y que debieron llevarlo a Formosa. No le dieron más detalles. Ella siguió internada y cuando le dieron de alta era positiva, así que la derivaron a la Escuela 319 para una segunda cuarentena (había hecho una durante el embarazo).

Fue Martínez quien, desesperado, siguió buscando al bebé; dijo que lo ayudó el diputado provincial Enrique Ramírez. "Nadie nos daba explicaciones, ninguna información. Marianela aislada y angustiada", insistió. Varios días después se reencontró con el nene en el hospital de la Madre y el Niño en la ciudad de Formosa, a casi 500 kilómetros de donde estaban sus papas.

Las ONG aportaron información extra a la CIDH y actualizaron el abordaje dado tanto por Nación como por el Gobierno formoseño a la situación desde que presentaron la cautelar.