El nuevo formato de Liguilla será TODO un espectáculo

Mauricio Gasca Bobadilla
·3  min de lectura

Una de las sorpresas que decidió la Liga MX para el nuevo Torneo Guard1anes 2020 fue cambiar el formato de la Liguilla, donde en vez de ocho ahora pueden clasificar hasta el sitio doce, algo que sin duda alguna fomenta un poco la mediocridad, pero al final de cuentas también es atractivo, pues cuántas veces no hemos visto al octavo sitio levantar el título, pues para la parte final del campeonato los clubes se ponen las pilas y dejan atrás todo lo hecho en la fase regular.

Sumado a ello, es un tanto justo que se pueda dar la oportunidad a otros cuatro equipos, luego de que el Clausura 2020 quedó cancelado cuando había varios clubes que estaban haciendo bien las cosas, tal como Chivas, Bravos, Puebla o Querétaro, los cuales en este certamen se mantienen con vida y posibilidades de ingresar a la fase final, sin olvidar que algunos han dado gratas sorpresas de forma repentina.

No deja de ser llamativo e interesante porque existe cierta emoción cuando la eliminación es a un solo partido, aunque solamente sea en el repechaje, ya que sólo en ese tipo de encuentros es cuando los equipos salen con todo y no a especular, sin importar la posición en la tabla, el gol de visitante o si sacas una ventaja importante en el primero para después irte a encerrar en la vuelta, además que ya se trata de un torneo aparte y los estrategas siempre buscan obtener la victoria y aunque, como se ha dicho repetitivamente, fomenta la mediocridad, no podemos dejar de lado que se volvió emocionante de un momento a otro porque ahora todos los conjuntos se encuentran con posibilidades de calificar y eso le da un aliciente a las tres jornadas faltantes.

Ya después del repechaje vendrá la Fiesta Grande como la conocemos, visita recíproca y criterios que dan ventaja a los primeros cuatro de la tabla general, pero quizá no todo sea tan sencillo, pues los últimos cuatro vendrán de jugar sus respectivos partidos y podrían llegar en mejor forma para así complicarle las cosas a los de arriba, como ya lo hizo en alguno momento Gallos Blancos con el América y Cruz Azul, o qué decir de La Franja al Guadalajara y el Atlas a La Máquina, ya que cualquier descuido puede costar caro cuando ya se trata de una etapa decisiva.

Sumado a ello, salvo León, varios de los conjuntos han tenido sus malas rachas y se pueden volver a caer en cualquier instante, tal es el caso de Cruz Azul, con tres juegos consecutivos sin poder ganar, el titubeante arranque de Tigres, Santos Laguna y Rayados, las constantes bajas de las Águilas, Querétaro, Juárez y Puebla que arrancaron de forma sorpresiva y ya sucumbieron, además del irregular paso del Rebaño, Toluca, Necaxa y Tijuana que se caían a pedazos, pero siguen con vida, y los últimos sitios que siguen con posibilidades matemáticas como Mazatlán, Atlético San Luis o los Rojinegros. Hay de todo y eso, guste o no, da cierto atractivo y no sólo estás a la espera de ver que los mismos dos o tres clubes ganen, como sucede en varias ligas de Europa.

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!