Formas de comer bien sin acabar en la bancarrota

HealthDay/HolaDoctor
Formas de comer bien sin acabar en la bancarrota


¿Su presupuesto está en conflicto con su deseo de comer de forma saludable? Los mariscos, los cortes magros de carne y los productos frescos pueden ser caros, pero hay muchos alimentos que le permiten sacar el máximo provecho al dinero de la compra.

Los huevos, ricos en proteína, cuestan unos 15 centavos cada uno, lo que los convierte en una gran compra. Los huevos pueden usarse para cualquier comida: revueltos en el desayuno, en una tortilla horneada con verduras en la cena, o como un rápido refrigerio. Si está controlando calorías, coma el doble de claras que de yemas.

La avena simple, que cuesta centavos por porción, sobre todo la variedad gruesa, ofrece muchos beneficios. Es rica en el tipo de fibra soluble que ayuda a eliminar el colesterol del torrente sanguíneo, reduce el riesgo de enfermedad cardiaca y mantiene la regularidad intestinal.

En cuanto a las verduras enlatadas, los tomates enteros encabezan la lista. Como están cocidos, tienen más licopeno, un antioxidante. Pueden calentarse rápidamente con hierbas para usar como acompañamiento, o usarse para preparar una salsa. Busque tomates pelados enteros, que con frecuencia se procesan menos durante el enlatado, y córtelos usted mismo. Evite las marcas con mucha sal añadida.

En comparación con la res, el pollo ofrece un gran valor en cuanto a las proteínas, sobre todo si lo compra de oferta, ya sea entero o las piezas. Aunque las pechugas sin piel y sin hueso son cómodas, son más caras. Puede quitarle la piel fácilmente a la pechuga entera antes de cocinarla. Y usar piezas con el hueso en sus recetas resulta en platos más sabrosos. El pollo orgánico criado en el campo puede tener una carne más saludable, así que aproveche cuando esté de oferta.

Las bananas cuestan menos de un dólar por libra, y ofrecen una variedad de vitaminas y minerales, notablemente el potasio, además de esteroles, que son unas sustancias naturales que podrían ayudar a reducir el colesterol de la sangre. También contienen ambos tipos de fibra, soluble e insoluble. Lo mejor es que no tiene que preparar nada antes de disfrutarlas. También puede cortarlas en trozos y congelarlas para tener un sabroso refrigerio.

Tenga en cuenta que muchas variedades de productos frescos pueden ser asequibles además de deliciosos, dependiendo de dónde y cuándo los compre. Únase a un grupo de agricultura sostenida por la comunidad (ASC) o comience una cooperativa de compras con sus vecinos para comprar alimentos de temporada a los granjeros locales.

Más información

Puede obtener más información sobre el movimiento de ASC y encontrar granjeros locales en LocalHarvest.org.