Tormenta Danielle se intensifica en el Atlántico y podría transformarse en huracán

·2  min de lectura

La tormenta tropical Danielle se intensificó este jueves y continuará ganando intensidad hasta transformarse en el primer huracán de la temporada en el Atlántico de 2022, mientras que otros dos sistemas podrían convertirse en depresiones tropicales.

Los vientos máximos sostenidos de Danielle, la cuarta tormenta de la temporada, aumentaron a 60 mph (95 Km/h).
Los vientos máximos sostenidos de Danielle, la cuarta tormenta de la temporada, aumentaron a 60 mph (95 Km/h).

Los vientos máximos sostenidos de Danielle, la cuarta tormenta de la temporada, aumentaron a 60 mph (95 Km/h) y se encontraba a 950 millas al oeste de las islas Azores, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

El NHC pronostica que la tormenta Danielle se fortalecerá más y se convertiría en un huracán en el Atlántico.
El NHC pronostica que la tormenta Danielle se fortalecerá más y se convertiría en un huracán en el Atlántico.

Se pronostica que se fortalecerá más y Danielle se convertiría en un huracán en el viernes, pronosticó el NHC.

Uno de los tres sistemas tropicales en el Atlántico se convirtió este jueves en la quinta depresión tropical de la temporada de huracanes de 2022.
Uno de los tres sistemas tropicales en el Atlántico se convirtió este jueves en la quinta depresión tropical de la temporada de huracanes de 2022.

Danielle no representa una amenaza para la Florida y tampoco para otras zonas pobladas.

Los meteorólogos también informaron que al este de las Islas de Sotavento, los aguaceros y las tormentas asociadas con una amplia área de baja presión ubicada ha cambiado y que aún cuando las condiciones ambientales siguen siendo marginalmente propicias, cualquier desarrollo adicional durante los próximos días conduciría a la formación de una depresión tropical.

Se pronostica que la perturbación se mueva lentamente hacia el oeste-noroeste, hacia las aguas adyacentes del norte de las Islas de Sotavento.

Tiene una probabilidad de formación de 50% durante las próximas 48 horas y de 70% en los próximos cinco días.

Una onda tropical acompañada de una amplia zona de baja presión que se encuentra en el noroeste de las islas de Cabo Verde, está mal organizada. Pero todavía hay alguna posibilidad de que el sistema se convierta en una depresión tropical de corta duración el viernes antes de que las condiciones ambientales se vuelvan desfavorables para más desarrollo.

Independientemente de su desarrollo, el sistema podría traer fuertes lluvias locales a partes de las islas de Cabo Verde este jueves.

La probabilidad de desarrollo es de 20% a 48 horas y cinco días.

La temporada de huracanes en el Atlántico había estado relativamente tranquila debido al aire seco y polvoriento del desierto del Sahara, combinado con una cizalladura de viento desfavorable.

Los meteorólogos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) actualizaron los pronósticos la semana pasada y ahora se prevé entre 14 y 20 tormentas con nombre (vientos de 39 mph o más), de las cuales 6 a 10 podrían convertirse en huracanes (vientos de 74 mph o más) y de esos entre 3 a 5 podrían convertirse en huracanes de categoría mayor (vientos de 111 mph o más).

Se han formado cuatro tormentas Alex, Bonnie, Colin, Danielle y ningún huracán.