El FMI insta al Banco de Japón a flexibilizar el rango de los rendimientos a largo plazo

FOTO DE ARCHIVO. Visitantes en la sede del Banco de Japón en Tokio, Japón

Por Leika Kihara

TOKIO, 31 mar (Reuters) - El Banco de Japón debería considerar la posibilidad de permitir que los tipos de interés a largo plazo se muevan con mayor flexibilidad, incluso aunque mantenga una política monetaria ultralaxa, declaró el viernes un alto responsable del Fondo Monetario Internacional.

El banco central puede mitigar la presión sobre las instituciones financieras permitiendo que el extremo más largo de la curva se mueva más bajo su política de control del rendimiento de los bonos, dijo el viernes Ranil Salgado, jefe de la misión del FMI en Japón.

Al suprimir el extremo más corto de la curva, como los costes de los préstamos de tres a cinco años, el Banco de Japón puede seguir ofreciendo suficiente apoyo a la economía aunque permita que los tipos a más largo plazo suban más, añadió.

"La política debería seguir siendo a favor de la relajación monetaria por ahora", dijo Salgado en una rueda de prensa en línea, sobre la política monetaria de Japón. "Nuestro consejo ha sido (para el BoJ) considerar (permitir) una mayor flexibilidad en los rendimientos a más largo plazo", añadió.

El FMI considera que las perspectivas de inflación en Japón presentan riesgos de doble vertiente, con "sorpresas al alza" derivadas de unas subidas salariales mayores de lo previsto tras las negociaciones salariales de primavera de las empresas con los sindicatos, según Salgado.

Los riesgos a la baja proceden principalmente de factores mundiales, con recientes perturbaciones financieras, como el colapso de los bancos estadounidenses, que aumentan la perspectiva de una recesión mundial y ejercen una presión a la baja sobre la inflación, incluso en Japón, añadió.

Salgado hizo estas declaraciones en la rueda de prensa en la que se anunció la conclusión de la consulta anual de política monetaria del FMI con Japón.

Con el control de la curva de rendimientos, el Banco de Japón mantiene los tipos a corto plazo en el -0,1% y el rendimiento del bono a 10 años en torno al 0%. Su ingente compra de bonos para defender un tope implícito del 0,5% fijado para el objetivo de rendimiento a 10 años ha sido criticada por distorsionar el precio de los bonos y hacer disfuncional el mercado al secar la liquidez.

(Información de Leika Kihara; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)