FMI: Guzmán dijo que buscará un acuerdo antes de mayo

Francisco Jueguen
·3  min de lectura

Pese a las dudas que comenzaban a existir entre bancos e inversores en Wall Street, el ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó hoy que buscará tener un acuerdo por la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) antes de mayo de este año.

Afirmó, además, que el Gobierno va en una dirección "positiva" con relación a la inflación, pese a la aceleración de diciembre y dijo que la contracción de 2020 rondará 10%.

AFIP: abogados y contadores se rebelan contra una polémica norma y esperan multas

"Nos resultaría aceptable finalizar estas negociaciones antes de la fecha límite con el Club de París en mayo de 2021", dijo el ministro sobre ese acuerdo, según las declaraciones que realizó en una entrevista con Latin Finance Connect, cuyos conceptos fueron difundidos por el Ministerio de Economía.

"En el aspecto fiscal, nuestro entendimiento común es que la recuperación económica es una condición necesaria para la estabilización. Y, al mismo tiempo, la sostenibilidad fiscal es un pilar de la estabilidad económica", afirmó el ministro. El Gobierno prevé para este año un déficit fiscal de 4,5% del PBI, según indicó en el presupuesto. Todavía contará con un billón de pesos de asistencia del Banco Central (BCRA). En tanto, el Fondo recortó la previsión del crecimiento del país a 4,5% para este año en sus perspectivas económicas difundidas ayer.

Los bancos e inversores en Wall Street comenzaron a reproducir en sus informes a sus clientes en las últimas semanas que la mejora en el precio de la soja, sumado a la necesidad de transitar el año electoral en la Argentina sin ajustes fiscales, habían hecho mermar las intenciones del oficialismo de lograr un acuerdo veloz que diera previsibilidad a la economía argentina y creen que dicho acuerdo se postergaría hasta poco antes de las elecciones de octubre.

"En el frente externo, debe haber acumulación de reservas externas, de manera que el país construya resiliencia para modificar los estrictos controles de capital que tenemos hoy", afirmó Guzmán sobre el cepo cambiario. No explicitó cómo se acumularán reservas con las exportaciones en caída, recuperación de la economía, nula inversión extranjera directa y sin financiamiento en dólares.

Sobre los controles de capitales, o el llamado vulgarmente cepo, dijo: "Si hoy no existieran controles de capital, la presión sobre el tipo de cambio oficial conduciría a una mayor tasa de depreciación, y eso tendría efectos sobre la inflación y, por tanto, sobre los salarios reales y, por tanto, sobre la demanda agregada y sobre la actividad económica".

La inflación y el PBI

"La tasa de inflación fue de 36% en 2020, 18 puntos porcentuales más baja que en 2019. Eso ciertamente es un paso en la dirección positiva", dijo el ministro, pese a la fuerte aceleración de la inflación en los últimos meses del año y las previsiones de los economistas para 2021 (de casi 50%).

El ministro dijo que la actividad económica, cuando se observa la variación interanual, "ha ido creciendo y es una tendencia positiva", pese a que todavía se encuentra por debajo de los niveles del año pasado, en un ciclo recesivo y de alta volatilidad.

"Para 2020, inicialmente habíamos previsto una caída del PBI del 12,5%. Ahora sabemos que la disminución será menor que eso, por lo que la variación estará más cerca del 10% que del 12,5%. Eso establece una base más alta, un mejor punto de partida para 2021. La tasa de crecimiento del PBI del 5,5% que incluimos en el presupuesto de 2021 es sin duda una suposición prudente", dijo, pese a que ayer el FMI rebajó las perspectivas de expansión para la Argentina del 4,9% previo al 4,5 por ciento.