El FMI y el Gobierno avanzaron en “principios clave”, pero el acuerdo final sigue sin fecha

Rafael Mathus Ruiz
·4  min de lectura
Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, y el ministro Martín Guzmán
Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, y el ministro Martín Guzmán

WASHINGTON.- Luego de una semana de negociaciones en Washington, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunciaron que avanzaron la definición de “principios clave” para enhebrar un acuerdo y refinanciar la deuda de casi US$ 45.000 millones de la Argentina con el organismo, aunque sin llegar a brindar un plazo concreto para la presentación final del nuevo programa.

Guzmán cerró su gira por Estados Unidos luego de varios días de negociaciones en Washington que incluyeron una reunión con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, discusiones técnicas con los dos funcionarios del staff a cargo de la negociación con el gobierno argentino, Julie Kozack y Luis Cubeddu, y un encuentro con funcionarios del Tesoro, cuyo respaldo será decisivo para la aprobación del nuevo programa.

Guzmán y el staff lograron llegar a un acuerdo sobre los principios económicos, un esqueleto sobre el que se construirá el plan final que intentará sacar a la economía del largo ciclo de crisis económicas de las últimas décadas: estabilizar la economía y proteger la recuperación de la pandemia del coronavirus, abordar la inflación como un problema “multicausal”, alentar las exportaciones y desarrollar un mercado doméstico de capitales.

Las definiciones del Fondo Monetario Internacional tras la reunión con Guzmán

El Gobierno ató el nuevo acuerdo a la construcción de los consensos necesarios para llevar adelante el plan con el FMI, en la Argentina y con el G7, que controla el board del Fondo, que deberá dar la aprobación final. La construcción de consensos incluye Frente de Todos y a la oposición, ya que la intención oficial es que el acuerdo sea aprobado también en el Congreso. Y la discusión final con el staff por la velocidad del ajuste fiscal, uno de los temas más sensibles.

“Hay que construir múltiples consensos”, indicaron fuentes de Economía. Los tiempos depende de cuánto se tarde en alcanzar todos estos consensos. Si fuese en mayo, junio, buen. Si no es en mayo o junio, será más adelante. Lo que queda claro es que la Argentina quiera trabajar de una forma constructiva, ordenada, buscando estar bien integrada a la comunidad internacional. Se puede tardar menos o más. Eventualmente, hay que encontrar una forma de refinanciar los vencimientos con el FMI”, afirmaron.

“Para llegar a un acuerdo, tenés que tener todos estos consensos juntos. Hacer un acuerdo rápido y sin consenso no sirve”, remarcaron.

Luego de una semana caliente en señales, el Fondo ofreció un ramo de olivo al evitar confrontar de manera directa con el mensaje que dejó Cristina Kirchner, y afirmar que se tejieron avances con Guzmán y su equipo en Washington. El Fondo si remarcó, luego del reclamo de la vicepresidenta por los plazos y el costo de refinanciación, que los términos del acuerdo que negocia Guzmán “se aplican uniformemente a todos los países, no solo la Argentina”, según afirmó el director de Comunicaciones, Gerry Rice.

La subdirectora del Departamento del Hemisferio Occidental, Julie Kozack, y el jefe de misión para la Argentina, Luis Cubeddu, indicaron en un comunicado que hubo “un entendimiento común” sobre la necesidad de garantizar la estabilidad de la economía y la recuperación luego del golpe que propinó la pandemia del coronavirus, y ofrecieron además señales de sintonía en tres áreas: inflación, aliento a las exportaciones, y el desarrollo de un mercado de capitales doméstico.

El comunicado del FMI, un día después de un fuerte discurso de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, en el que dijo que las condiciones del organismo para reestructurar la deuda son “inaceptables”, dejó latente la principal incógnita que acompaña a las discusiones: cuándo se prevé cerrar el nuevo acuerdo.

Hubo acuerdo en que la inflación es un fenómeno multicausal y que reducirla requiere políticas macroeconómicas consistentes y esfuerzos de coordinación para ayudar a anclar las expectativas de inflación”, indicaron ambos técnicos, en línea con el discurso que ofrecieron en las últimas semanas Guzmán y el ministro de Producción, Matías Kulfas.

“Hubo un reconocimiento compartido de la importancia de políticas para impulsar las exportaciones con agregación de valor y la productividad, lo que respaldaría una mayor acumulación de reservas internacionales, haría que la economía estuviera en mejores condiciones para hacer frente a los shocks externos y apuntalaría una trayectoria de crecimiento más sólida y sostenida por un incremento en la inversión privada”, agregaron los técnicos.

“Las autoridades argentinas y equipo del Fondo también coincidieron en que el desarrollo continuo del mercado de capitales nacional sería fundamental para que Argentina financie de manera sostenible las inversiones necesarias y fortalezca su resiliencia macroeconómica”, apuntaron en su comunicado.

El Fondo indicó que el staff y las autoridades argentinas continuarán trabajando para “profundizar los entendimientos”. Guzmán, en sintonía con el lenguaje que ha utilizado el Fondo desde que comenzó a negociar con el Frente de Todos, dijo antes de subir al avión para regresar a Buenos Aires que se lograron “avances importantes”, y que se trabajó “de forma constructiva”.

“Hemos estado trabajando de forma constructiva junto al equipo del FMI en construir entendimientos comunes sobre el funcionamiento de la economía argentina y los principios en los que es sano que se base la política macroeconómica. Y hemos logrado avances importantes”, dijo en Twitter el jefe del Palacio de Hacienda.