Flujo de migrantes abruma Islas Canarias

JOSEPH WILSON
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto del 20 de octubre del 2020, migrantes de Marruecos caminan por la costa acompañados por la policía española tras llegar a la isla de Gran Canaria. El gobierno de España trata apresuradamente de lidiar con el consistente flujo de migrantes de África occidental a las Islas Canarias, abriendo un segundo campamento temporal, dijeron las autoridades el 18 de noviembre, al tiempo que aumentan las tensiones políticas en el archipiélago Atlántico.(AP Foto/Javier Bauluz)
ARCHIVO - En esta foto del 20 de octubre del 2020, migrantes de Marruecos caminan por la costa acompañados por la policía española tras llegar a la isla de Gran Canaria. El gobierno de España trata apresuradamente de lidiar con el consistente flujo de migrantes de África occidental a las Islas Canarias, abriendo un segundo campamento temporal, dijeron las autoridades el 18 de noviembre, al tiempo que aumentan las tensiones políticas en el archipiélago Atlántico.(AP Foto/Javier Bauluz)

BARCELONA (AP) — El gobierno de España trata apresuradamente de lidiar con el consistente flujo de migrantes de África occidental a las Islas Canarias, abriendo un segundo campamento temporal, dijeron las autoridades el miércoles, al tiempo que aumentan las tensiones políticas en el archipiélago Atlántico.

El establecimiento de un segundo centro de procesamiento de migrantes en la isla de Gran Canaria se produce en medio de un aumento de las críticas de las autoridades locales y los grupos de derechos humanos. Funcionarios locales dicen que no pueden dar la atención adecuada a los miles de migrantes que han llegado por mar en semanas recientes.

El ministerio del Interior de España dijo que las autoridades redujeron las presiones en un albergue temporal atestado con casi 2.300 migrantes en la costa suroeste de la isla transfiriendo a unos 200 de sus ocupantes a un segundo campamento establecido en un terreno proveído por las fuerzas armadas.

Un muelle en la tranquila costa suroccidental de Gran Canaria se ha vuelto el epicentro de la crisis humanitaria . Miles de migrantes que han sobrevivido la peligrosa travesía marina en embarcaciones endebles han sido mantenidas en el muelle de Arguineguín durante días. En una instalación originalmente planeada para albergar a 400 personas en tiendas de la Cruz Roja, muchos han dormido en el concreto y pasan horas expuestos al sol.

Oficialmente, la policía puede detener a los migrantes que llegan sin autorización por 72 horas, a menos que necesiten detenerlos por más tiempo para completar cuarentena tras dar positivo de coronavirus. Las autoridades municipales dijeron que 79 de los migrantes actualmente en el muelle han dado positivo.

Sin embargo, grupos humanitarios informan que varios migrantes entrevistados dijeron que habían pasado más de tres días en el muelle.

El nuevo campamento abierto el miércoles podrá albergar a 800 personas en tiendas de campaña, de acuerdo con el ministerio del Interior.

Fue establecido en una instalación militar desactivada en Barranco Seco. Los nuevos arribos, dijo el ministerio, pueden ser llevados directamente al nuevo campamento en lugar de ser retenidos en el muelle, si es necesario.