Florida se recupera tras paso del huracán Irma

Por KELLI KENNEDY y TAMARA LUSH
1 / 2
Maria Stotts y Heather Mueller, voluntarias de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, retiran el domingo 17 de septiembre de 2017 objetos deteriorados de la casa de un ayudante del sheriff del condado Monroe que fue dañada por una marejada de 1,80 (seis pies) de altura en el cayo Big Pine, en Florida. Las autoridades permitieron a habitantes regresar el domingo a sus casas en los cayos tras el paso del huracán Irma en la región. (Al Diaz/Miami Herald vía AP)

MIAMI (AP) — En diversas partes de Florida, las personas intentaban el domingo regresar a la normalidad tras los embates sufridos en el estado a causa de una de las peores tormentas desde el huracán Andrew.

Los habitantes de los Cayos recibieron autorización para visitar el condado Monroe por primera vez desde que el huracán Irma tocó tierra hace una semana.

En otras partes, la gente aguarda el restablecimiento del suministro eléctrico, hace limpieza después de las inundaciones o intenta descansar un momento y recordar qué cosa es la normalidad.

Las autoridades continúan contabilizando los daños en casas, viñedos y las atracciones tradicionales como Pirate’s Town, que es la réplica de un velero del siglo XVIII en cuyo restaurante hay funciones de teatro después de las comidas, en Orlando.

En Miami, está previsto que haya clases el lunes, aunque en algunas escuelas no funciona el aire acondicionado.

El secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Purdue, tiene previsto realizar el lunes una inspección aérea de los cultivos dañados en el centro de Florida.

Irma afectó todo el estado salvo la zona conocida como el mango de Florida, en la parte noroeste.

Julie Botteri y su esposo estaban ansiosos por regresar a su casa y propiedad alquilada en Marathon.

Llegaron el sábado en la mañana y encontraron daños mínimos externos que requieren reparación, como una cerca que tendrán que reemplazar. La pareja está consciente de que se cuenta entre las personas afortunadas. Con los esposos se quedan amigos cuya vivienda fue afectada y está sin electricidad.

Los habitantes de la pequeña cadena de islas forman una comunidad muy unida, en especial en las acciones de limpieza tras la tormenta.

El esposo de Botteri, que administra un establecimiento local de buceo, inspeccionó el domingo el techo del lugar y verificó si funcionaba su embarcación.

La única mentalidad en la isla es trabajar.

“Hay cuadrillas por doquier reparando la electricidad, todos trabajan sin parar para que todos tengamos de nuevo luz, agua potable, agua limpia”, dijo el domingo Botteri en entrevista.

“Todos echan la mano a los demás... Volverá a ser una bella cadena de islas”, apuntó.

Brock Long, administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés), dijo que la respuesta del gobierno ante el huracán Irma ha cambiado de salvar vidas a la recuperación.

Hubo más de 40 muertes relacionadas con la tormenta.

En conferencia de prensa el viernes, Long dijo que se hay avances para que la gente regrese a sus viviendas o tenga alojamiento temporal en apartamentos u hoteles.

Unas 4.000 personas continúan en albergues de emergencia y 675.000 usuarios _tanto residenciales como comerciales_ continuaban sin energía eléctrica.